OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- La Fiscalía General de Oaxaca afirmó que la causa de muerte de María Eugenia Guzmán, de 19 años de edad, fue ahogamiento por broncoaspiración de alimentos, sin embargo, inició la investigación por el delito de feminicidio debido a las circunstancias en que fue hallado el cuerpo de la víctima.

Familiares de María Eugenia reportaron su desaparición desde el pasado viernes 16 de agosto alrededor de las 22:00 horas al tiempo que describió que llevaba un vestido rojo con puntos negros.

De acuerdo con la carpeta de investigación 28300/FCOST/PUERTO/2019, la mañana de este 18 de agosto se reportó el hallazgo de un cuerpo de quien en vida respondía al nombre de M. E. G. G., sobre un camino de terracería que conduce a la playa Punta Colorada, en la ciudad de Puerto Escondido.

Por tal razón, con el lema #NiUnaMás #Justiciaparamaru, familiares convocaron a una marcha para este lunes 19 de agosto, la cual terminará en las nuevas instalaciones de la Vicefiscalía de Puerto Escondido porque está de luto.

Aunque inicialmente trascendió que la joven presentaba huellas de violencia y abuso sexual, la fiscalía -a través de la Unidad de Investigación de Delitos contra la Mujer por Razón de Género en la Costa- inició la investigación bajo el Protocolo Ministerial, Policial y Pericial del Delito de Feminicidio en el Estado de Oaxaca, a fin de deslindar responsabilidades.

Al lugar de los hechos se trasladó personal de la Fiscalía General, a través de la Agencia Estatal de Investigaciones, así como Peritos y Agentes del Ministerio Público, quienes ordenaron el levantamiento del cadáver para iniciar con las diligencias conforme lo marca la ley.

Como resultado de los estudios llevados a cabo por personal del Instituto de Servicios Periciales, la necropsia determinó que la causa de muerte de la joven mujer fue asfixia por broncoaspiración de contenido gástrico. Su cuerpo no presentó lesiones externas.

Cabe señalar que de acuerdo con reportes policiales y testimonios de amigos y familiares de la víctima, se informó que un día antes (17 de agosto), la víctima M. E. G. G., sostuvo contacto vía telefónica con un familiar.

No obstante, la Fiscalía continuará con la investigación hasta el total esclarecimiento de los hechos que permita garantizar el acceso a la verdad para la familia de la víctima.