OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Habitantes de San Juan Bosco Chuxnabán “responsabilizamos directamente y enérgicamente” al gobernador Alejandro Ismael Murat Hinojosa de la violencia que pueda avivar en el pueblo mixe por su grave omisión ante los constantes ataques armados provocados por las autoridades de San Miguel Quetzaltepec.

Y mientras que los conflictos entre las comunidades de Tamazulápam del Espíritu Santo y San Pedro y San Pablo Ayutla, así como el San Miguel Quetzaltepec y San Juan Bosco Chuxnabán están por desbordarse ante la nula atención, el secretario general de Gobierno se dedicó a terminar su libro “Guardián de la Laguna”, el cual presentó la tarde noche de este 31 de julio.

A su vez, Servicios del Pueblo Mixe (Ser) advirtió que “es tal la omisión del gobierno del estado en la atención de estos conflictos y otros en el Pueblo Mixe, que las comunidades están optando por resolver sus diferencias por la vía de la confrontación y la violencia, lo que puede tener consecuencias de proporciones aun mayores”.

Hizo hincapié que el abandono del estado hacia esta región se puede constatar además, por la ausencia de las instituciones de procuración y administración de justicia, ya que en el Distrito Mixe ubicado en Santiago Zacatepec, no hay Agente del Ministerio Público para recibir y atender las denuncias ante la comisión de posibles delitos.

Y en el municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla tampoco se encuentra trabajando el Agente del Ministerio Público asignado.

Ante estas situaciones de grave omisión, exigieron de manera urgente al gobierno de Alejandro Murat y del presidente Andrés Manuel López Obrador se tomen las medidas necesarias para garantizar la paz y justicia en estas comunidades del Pueblo Mixe.

Pidieron que de inmediato proporcionen las instancias de procuración y administración de justicia, servicios que legalmente les corresponde, para garantizar la paz, seguridad e integridad de la sociedad.

De igual forma que se instale de inmediato una mesa de diálogo de manera inter institucional entre las comunidades en conflicto y los gobiernos estatal y federal,es decir, que se tomen las medidas necesarias para garantizar la gobernabilidad y el Estado de derecho en el Pueblo Mixe.

El agente municipal de San Juan Bosco Chuxnabán, Anastacio Morales Vásquez, el alcalde Eusebio Bulfrano Felipe y el síndico Pioquinto Vásquez Pérez, denunciaron que a las 3:45 horas de este martes 30 de julio fueron atacados por grupos armados encabezados por el presidente municipal de San Miguel Quetzaltepec, Fidel Fuentes Morales y del representante de bienes comunales, Benjamín González Sánchez.

Los grupos armados se instalaron a las orillas del pueblo detonando sus armas de alto calibre haciendo tiroteos hacia la comunidad de Chuxnabán dañando severamente el templo católico, las escuelas, la oficina municipal y diversas casas habitación, por lo que solicitaron a la población abstenerse de viajar en la ruta a Quetzaltepec.

Resaltaron que estos ataques es por exigir los recursos del ramo 28 y 33 y que el municipio de San Miguel Quetzaltepec se niega a entregar y prefieren comprar armamento con el que comenzaron a atacar para “invadir y despojar a nuestros comuneros de sus territorios en los ranchos Salinas, Ocote, Caído, Coyul, Platanal, Corta Monte y el Campamento.

Las autoridades de Chuxnabán hicieron un llamado urgente al gobernador para intervenir en este problema social y agrario que enfrentan con Quetzaltepec, el cual inició en 2017 cuando la asamblea acordó solicitar los recursos de los ramos 28 y 33 porque “desde hace varios años nos han robado y desviado a beneficio que están en el poder público”.

Destacaron que desde el 2018 no han recibido ningún recurso a pesar de que se han realizado mesas de negociación con el secretaría general de Gobierno, la cual solo administra los conflictos.