OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El gobernador Alejandro Murat Hinojosa “no tiene palabra”. Las autoridades municipales y agrarias de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixe calificaron de “mentiroso” al gobernador al cancelar su visita a esa población para la reconexión del servicio de agua potable suspendido por sus vecinos de Tamazulapam del Espíritu Santo que los despojaron de su manantial desde hace dos años.

Pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó en su visita a la Sierra Juárez que “el martes (20 de agosto) va a venir el gobernador y si no se resuelve le voy a pedir que venga Olga Sánchez Cordero (secretaria de Gobernación). Ya quedamos, ya”, Murat Hinojosa incumplió su palabra con el argumento de que “no hay condiciones” para realizar la visita a Ayutla.

El mismo sábado 17 de agosto y delante del presidente Andrés Manuel López Obrador, Murat Hinojosa dijo: “hoy, con el presidente como testigo, vio mi disposición. El martes estaré allá para que se conecte el agua”, pero no llegó.

A través de un comunicado, Murat Hinojosa se justificó que durante 2 años se han realizado 62 reuniones de trabajo con la Secretaría de Gobierno, sin embargo, reconoció que durante las cuales no se ha podido llegar a un acuerdo definitivo.

Los habitantes de Ayutla recordaron que después de la agresión del 18 de mayo de 2017 donde varias mujeres fueron despojadas de sus tierras, sobrevino el ataque armado el 5 de junio de 2017 durante una inspección para documentar el despojo.

En el ataque armado murió Luis Juan Guadalupe, otros seis resultaron heridos y cuatro mujeres fueron secuestradas, además, el grupo armado de Tamazulapam tomó el acceso al manantial y desde entonces Ayutla no tiene agua pese a que las leyes determinan que el agua es un derecho humano.

El fondo de este conflicto es “un despojo agrario a nuestra población y esta privación del agua es un acto de tortura para ceder nuestras tierras”, puntualizaron.

En una carta dirigida a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, recordaron que el día pasado 17 de agosto, “el gobernador Alejandro Murat hizo el compromiso de que el día de hoy, martes 20 de agosto acudiría sin demora a acompañar la reconexión del servicio de agua potable a nuestra comunidad y no solo hizo este compromiso con nuestra comunidad sino también con el presidente Andrés Manuel López Obrador”.

Ante ese escenario, sorpresivamente fuimos citados el día de ayer en Palacio de Gobierno en nuestra capital donde nos convocaba el gobernador para una plática, a pesar de que ese no fue el compromiso pactado con nuestra comunidad, acudimos con el único fin de reiterarle que este martes lo esperábamos en la comunidad de Ayutla para ser restablecido nuestro servicio de agua, a pesar de eso, nos percatamos que la cita no era más que para nuevamente someternos a una negociación infructuosa con nuestros agresores”.

Por tal razón, “nos retiramos de dicha mesa después de manifestar nuestras consignas que son apegadas a derecho.

Por tanto, nos dimos cuenta que el compromiso realizado con nuestra comunidad ante la presencia del Andrés Manuel López Obrador, como todos los demás compromisos realizados en el desarrollo de la problemática, fueron mentira”.

La diferencia es que “ahora no solo mintió a nuestro pueblo, sino que mintió al Presidente de la República.

El día de hoy, para neutralizar la gravedad de los actos del gobernador, anticipó una conferencia de prensa para justificar su incumplimiento al compromiso de acudir a nuestra comunidad, en ello declaró lo siguiente: Que a falta de condiciones y acuerdos el día de ayer canceló la visita a nuestra comunidad.

Consideran que esta aseveración no tiene sustento alguno, porque su compromiso fue visitar a la comunidad, escuchar y restablecer el servicio de agua potable, nunca hizo el compromiso de realizar una reunión previa para solicitar la anuencia o no de nuestros agresores sobre si se podía reconectar a nuestra comunidad.

Aseveró también que existen 62 minutas respecto de la problemática en las que no se ha podido llegar a acuerdos definitivos lo que es totalmente falso.

En la carta exigen “agua para nuestra comunidad sin condiciones porque así lo establece la Constitución y los Tratados Internacionales”, además de que esta debe ser suficiente y salubre.

Finalmente, desmintieron “el acuerdo de una mesa permanente como estrategia del gobierno estatal para evitar que se cumpla el compromiso que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador de enviar a la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero a atender nuestra problemática y rechazamos toda narrativa del gobierno estatal en el que se pretende lavarle las manos al gobernador sobre su irresponsabilidad en la problemática y sus abiertas mentiras”.

Nos hemos dado cuenta que el gobierno del estado protege al que usa la violencia, al que destruye nuestros tanques, al que asesina, secuestra y viola, eso parece no ofenderle al gobernador, le ofende más nuestra denuncia social”, puntualizó.

Y remataron al solicitar la intervención inmediata de la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, porque el priista Alejandro Murat con su “sordera y omisión han dejado impunes estos delitos”.

Aunque el caso ya llegó al Congreso de la Unión y hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el gobierno actual está tomando decisiones absurdas por desconocimiento o complicidad por lo que nuevamente el pueblo de Ayutla clama justicia.

El pasado 6 de mayo, con el hashtag #AguaParaAyutlaYa, artistas, intelectuales y académicos convirtieron en Trending Topic la crisis por el agua en la que viven los indígenas mixes de San Pedro y San Pablo Ayutla desde hace casi dos años por la “negligencia y contubernio” del gobierno del priista Alejandro Murat Hinojosa.

Artistas como Gael García Bernal, Diego Luna y José María Yazpik, así como la cantante Julieta Venegas, los escritores Juan Villoro y Gabriela Jáuregui, la académica Denise Dresser, los periodistas Lydia Cacho y Jorge Ramos, son algunas de las personalidades que se han unido a la denuncia emprendida por la comunidad indígena de San Pedro y San Pablo Ayutla.

El gobierno de Murat Hinojosa destacó que en un marco de civilidad y concordia establecido con la mediación del Gobierno del Estado de Oaxaca, el Gobierno Federal y el Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, las autoridades mencionadas y las autoridades municipales y agrarias de Tamazulapam del Espíritu Santo y de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixes se reunieron para dialogar y encontrar una solución a la problemática que enfrentan desde hace décadas.

Resultado de lo anterior, se informa que: La Conagua ha informado que existen 8 asignaciones para uso público urbano del agua para el Municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixes y 8 asignaciones para uso público urbano de agua para el Municipio de Tamazulapam del Espíritu Santo.

Las autoridades de San Pedro y San Pablo Ayutla Mixes manifestaron que:

La conexión para este municipio al manantial en disputa para este municipio se debe hacer de manera inmediata y sin condiciones.

Exigen la restitución de 25 predios que reclaman a Tamazulápam del Espíritu Santo como requisito previo a la conexión del servicio de agua de Tamazulápam del Espíritu Santo.

La conexión de Tamazulápam del Espíritu Santo debe ser por cárcamo de bombeo.

Las autoridades de Tamazulápam del Espíritu Santo manifestaron que: La conexión al manantial en disputa debe ser inmediata y simultánea para ambos municipios. La infraestructura hídrica debe operar por gravedad.

San Pedro y San Pablo Ayutla Mixes se debe desistir del amparo promovido, mediante el cual se impide la conexión de Tamazulápam del Espíritu Santo.

Se acordó mantener una mesa permanente de diálogo en tanto se puede construir una solución definitiva y que acepten ambos municipios.

El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, el Gobierno Federal -representado por Nancy Ortíz Cabrera, delegada de Programas de Bienestar en Oaxaca- son sólo intermediarios y no parte de conflicto, por lo que reiteran su compromiso incondicional para lograr una solución pronta y pacífica a esta problemática.

La mediación se realiza en presencia de Bernardo Rodríguez Alamilla, defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, quien vela por el respeto a los derechos de ambas comunidades.