El Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, anunció que este martes acudirá al municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla para buscar una salida al conflicto con sus vecinos de Tamazulápam del Espíritu Santo y lograr la reconexión de la red de agua potable que abastecen a la población.

De la disputa agraria, refirió que serán los tribunales agrarios los que resuelvan la controversia.

Por lo pronto, buscará reactivar el servicio de agua potable cancelado desde 2017, cuando autoridades y habitantes de Tamazulapam destruyeron la infraestructura hídrica.

Es un problema agrario de hace más de 40 años que involucró el tema del agua y el último esfuerzo que hicimos, en presencia del defensor de Derechos Humanos, es que se había logrado un acuerdo preliminar, pero hubo observaciones por parte de uno de los municipios”, dijo en alusión la negativa de Ayutla de no permitir la reconexión de la red de agua potable, debido a que Tamazulapam, condiciona el recurso natural a cambio de tierras que le arrebató a sus vecinos.

El anuncio de Murat Hinojosa es en respuesta al bloqueo que el sábado un grupo de habitantes de Ayutla instaló sobre la carretera al regreso de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a los hospitales rurales del IMSS-Bienestar en la sierra mixe de Oaxaca.

Se ha ventilado que los autores intelectuales de la retención de 30 minutos al presidente y el gobernador de Oaxaca, son el titular del INPI, Adelfo Regino y por otro lado, el ex diputado del PRI, Jesús Madrid.

En San Pedro y San Pablo Ayutla fue interceptada la caravana presidencial para pedir a López Obrador intervenir para que esa comunidad mixe que desde el 5 de junio de 2017 se quedaron sin agua al ser despojados de su manantial por un grupo armado de Tamazulápam del Espíritu Santo. Estos hechos ocurrieron el sábado 17 de agosto.

El caso de la violación al derecho humano del acceso al agua en la comunidad indígena mixe de San Pedro y San Pablo Ayutla llegó a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el pasado 25 de abril, al ser denunciada la “ineficacia, negligencia del Secretario General de Gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud”.

Los niños quieren agua. Baja a Murat para que resuelva lo del agua. Que de la cara. ¡Ya basta que nos estén orillando a esto por agua”. Otra personas daban órdenes, según se escucha en los video que circularon en las redes sociales, “¡Ahí, cierren el camino a ver si no se baja!

El presidente escucha: “Ya hicimos las cosas por la buenas. Sólo queremos que se nos escuchen. Ya no queremos mas diálogo con los agresores. Ya agotamos todas las instancias. Nos condicionan la conexión del año a cambio de cedamos las tierras que nos han quitado”.

Ante tal insistencia, el presidente les hizo saber que “el martes va a venir el gobernador y si no se resuelve le voy a pedir que venga Olga Sánchez Cordero (secretaria de Gobernación). Ya quedamos, ya”.

Que no sea una promesa, confiamos en usted, le respondieron los inconformes y el presidente siguió su camino rumbo a Villa Alta en la sierra Juárez.