Oaxaca pide al SAT condonar 4 mil mdp de impuestos desviados por URO y Cué

Esposa e hija de Ulises Ruiz participaron presuntamente en la secta sexual NXIVM de Keith Raniere pagina 3

OAXACA (#pagina3.mx).- Oaxaca, pedirá al Servicio de Administración Tributaria (SAT), la condonación de 4 mil millones de pesos que no ha pagado por conceptos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de la nómina de los trabajadores del Servicio de Salud, debido a que desde hace 10 años, arrastras ese déficit que ha colapsado las finanzas del Estado.

Lo mismo, pedirán al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), pagar a 20 años, 1 mil millones de pesos de cuotas de los trabajadores que dejaron de pagarse en pasadas administraciones.

Esos recursos que debieron enterarse al SAT y al ISSSTE, fueron desviados para el pago de la nómina de trabajadores contratados bajo los regímenes de regularizados, federalizados y eventuales en los sexenios de Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo, sin tener la cobertura presupuestal de la federación.

Por lo pronto, el Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, dijo que Oaxaca sigue en el proceso de federalización del sistema de salud y su lado el Gobierno Federal hace una evaluación de la nómina porque Oaxaca, padece una situación grave al arrastrar también un déficit de 1 mil 700 millones de pesos para el pago de trabajadores contratados bajo el régimen de regularizados, federalizados y eventuales.

De los 15 mil trabajadores del sistema de Salud de Oaxaca, 8 mil están esos tres esquema de contrato. De acuerdo al mandatario en el esquema de federalización el Gobierno Federal, paga el 80 por ciento y el Gobierno del Estado, el 20 por ciento. En el caso de los eventuales, el Gobierno de Oaxaca paga toda la nómina.

“Claramente no hay recursos para eso. Por eso gestionamos, para que el gobierno federal absorba la nómina”, reiteró.

Murat Hinojosa, agregó que de los 15 mil trabajadores el 30 por ciento son administrativos, por ello, se evaluara si la necesidad son más médicos y enfermeras o administrativos.

A ese escenario, otro grave problema de Oaxaca, es el haber heredado de los sexenios de Ruiz Ortiz y Cué Monteagudo, el pago de 4 mil millones al SAT por concepto de impuestos de la nómina y 1 mil millones de aportaciones al ISSSTE.

Anunció entonces que pedirán al SAT y al ISSSTE, la condonación del pago de esa deuda, como ya se hizo en Chiapas. En el caso del ISSSTE, plantearan un esquema de pagos a 20 años, sin afectar los derechos sociales de los trabajadores de Salud.

De acuerdo a Murat Hinojosa, ese esquema permitirá sanear la deuda del Gobierno de Oaxaca.

En el caso de los hospitales que están inconclusos, aseguró que existe el compromiso del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, para concluir 30 hospitales.

El mandatario, prometió que en este 2019, se solucionaría ese problema del sector salud, de la mano de los trabajadores.

Aseguró que actualmente no se ha dejado de pagar la nómina del sector salud, no obstante, una vez que se haga diagnostico, el Gobierno Federal, determinará cuál es la ruta que quiere seguir y el Gobierno acompañara la decisión, apegados a la ley y al dialogo.

Y es que dijo que su administración no negociará con los sindicatos, los recursos con los que no cuenta. Murat Hinojosa, refirió que más del 90 por ciento del gasto del Gobierno de Oaxaca, se va gasto corriente, salarios y prestaciones de contratos que van más allá del contrato colectivo.

En el caso del sector salud, reportó que Oaxaca paga 500 millones de pesos anuales de más que el contrato nacional. Aun cuando reconoció que hay derechos adquiridos, recalcó que se hará una evaluación integral del sector salud y sus unidades médicas.

En el caso del Hospital Aurelio Valdivieso, recordó que esa unidad se construyó hace 50 años, cuando Oaxaca tenia una población de 2 millones de habitantes. Hoy tiene 4 millones de habitantes. Ese hospital se hizo para 120 camas y actualmente cuenta con 180 camas. Es de segundo nivel, pero trabaja como de especialidad. Los ajustes normativos no se hicieron por parte de la federación y Estado. Por ello, dijo, la realidad le ganó a la norma, por ellos no se paga lo correcto, sin ser la culpa de los trabajadores.

Así, el proceso de federalización de la salud, pasará por la actualización de las normas que rigen las unidades, clínicas y hospitales.