Paridad en municipios indígenas deberá ser gradual: Alanís Figueroa

- La constitución establece que para los municipios de sistemas normativos se deberá aplicar la paridad en cargos públicos para mujeres y hombres, gradualmente.

“La reforma constitucional del pasado seis de junio, denominada de la paridad en todo, es tan importante, que representa que estamos ante un nuevo contrato social de relaciones entre iguales, hombres y mujeres”, afirmó la ex Presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), María del Carmen Alanís Figueroa.

Durante el conversatorio “Federalismo Electoral” realizado en la sede del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca, mencionó que en 2014 la paridad de los cargos públicos sólo era para el ámbito del legislativo local y federal, pero que a partir de 2019, se estableció para todos los cargos de elección y en todos los niveles.

Esto quiere decir -precisó- que el 50 por ciento de los cargos públicos son para las mujeres y el otro 50 para los hombres, por lo que ahora tomaremos decisiones públicas del país en igualdad de condiciones.

La también defensora de los derechos de las mujeres, especificó que a partir de esta reforma, los partidos políticos deben -de manera inmediata- asumir la paridad en todo a partir de la siguiente elección, pero que respecto a los municipios de sistemas normativos indígenas, la paridad deberá ser gradual.

“No hay duda, está claro en el dictamen de la cámara de diputados respecto a la norma aplicable; se especifica que en los municipios de sistemas normativos indígenas se deberá aplicar gradualidad en la incorporación de las mujeres a estos espacios”, afirmó.

Alanís Figueroa indicó que este gradualismo que marca la constitución, nace también del análisis de tratados internacionales y recomendaciones que obligan al estado mexicano a incorporar a las mujeres indígenas en los espacios de decisión política.

En este sentido manifestó que de no aplicarse la paridad en municipios tomando en cuenta el principio de gradualidad, podría incrementarse el número de casos de violencia política hacia las mujeres.

“Es por ello que es muy importante resaltar, que en las entidades federativas tendrán que reformarse normas para asegurar la paridad de mujeres y hombres en dichos municipios”, finalizó.