Unión Hidalgo, Oax., (pagina3.mx)- Un contingente de personas desplazadas, y defensoras sociales, de la vida y el territorio arribaron en caravana al municipio zapoteca de Unión Hidalgo, para exigir justicia ante la violación constante de sus derechos humanos. 

La Caravana Indígena y Campesina por la Libertad, la Vida y la Justicia de Chiapas manifestó que el objetivo de esta protesta es visibilizar las violaciones constantes que han vivido.

Alrededor de 300 personas originarias de Chiapas señalaron que enfrentan problemas especialmente por el desplazamiento forzado, asesinatos de defensores y también la pobreza y la falta de oportunidades a la vida laboral.

En este municipio del Istmo de Tehuantepec sostuvieron un encuentro con comuneros y defensores comunitarios y refrendaron su apoyo a la negativa de la construcción del parque eólico Gunna Sicarí (Mujer Bonita) que se pretende construir en esta localidad. 

Más tarde se dirigieron a la Ciudad de Juchitán donde integrantes de la sección 22 del SNTE-CNTE les recibieron y realizaron un mitin en la plazuela principal.