Por la mañana dictaminaron jueces y juezas federales que Rosario Robles irá a prisión preventiva en Santa Martha Acatitla, penal femenil de reinserción social, pagará condena por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

La ex perredista Rosario Robles Berlanga, quien fuera titular de Sedesol y luego del Sedatu fue puesta bajo la luz pública en 2015 cuando la Auditoría Superior de la Federación demostró irregularidades arriba de los 5 mil millones de pesos.

En su momento, se encontró que parte de estos desvíos financieros se fueron a cuentas bancarias en Torreón, Coahuila.

Como cuentan investigaciones al respecto, también universidades estuvieron implicadas en la tenue red donde se torcieron muchísimos recursos públicos.

Instituciones educativas como la Universidad Autónoma de Zacatecas, la Politécnica y la Autónoma de Chiapas, entre otras, fueron parte de la gorda cuenta de transferencias, asignaciones y subsidios sin razón que Sedesol convino.

Por medio de la nacionalmente conocida Estafa Maestra, de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, se sabe que esta dinámica criminal no fue caso aislado.

En cuando a Robles Berlanga, también se sabe que lo que hizo en Sedesol, lo volvería a hacer en Sedatu, años más tarde cuando tomaría la cabeza de esta institución; usando las mismas mañas y hasta la misma gente.

Ahora, que terminó la larga audiencia de Rosario Robles (12 horas), el juez de control Felipe Jesús Delgadillo Padierna ha determinado aplicarle el delito como agravado debido a que sus acciones tomaron un sexenio completo.

Oficialmente, la Fiscalía General de la República, acusa a Rosario Robles de omitir el desvío de cinco mil 73 millones de pesos.

La acusada, en su defensa, dijo que había notificado al entonces jefe del ejecutivo Enrique Peña Nieto sobre las irregularidades que se explicaron.

Sí le puse en conocimiento al ex presidente Enrique Peña Nieto a través de la línea roja. La forma de comunicación era mediante red federal en las reuniones del gabinete“, dijeron abogados que citaban la declaración de Robles Berlanga.

En esos años, el ex candidato a la presidencia en 2018, por el PRI, José Antonio Meade, quien en esa época suplió a Rosario como administradora de Sedesol, también fue avisado por la acusada y también hizo caso omiso de las irregularidades.

Ella informó al secretario entrante, por lo que la omisión no es la de hoy enjuiciada“, alegó Óscar Rogelio Ramírez Santiago, abogado defensor.

Fuentes: El Universal, Excélsior, Proceso.