Juchitán.- Necesaria la consulta libre, previa e informada, para la instalación de un nuevo proyecto eoloeléctrico, acordó el cabildo juchiteco en sesión extraordinaria, tras recibir una invitación de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle  García, para dialogar en torno a la posible construcción del parque eólico Gunaa sicarú en la agencia municipal La ventosa.

El Presidente Emilio Montero estableció que en todo momento el interés de la mayoría de la población, el respeto al territorio y a la biodiversidad, así como el pago transparente de los derechos e impuestos, tienen que estar por delante de todo permiso para la instalación de grandes empresas en el municipio.

Luego de que Emilio Montero expusiera el contenido del documento  enviado por la Secretaria federal, las y los concejales coincidieron en que el pleno del cabildo viaje este martes a la ciudad de Oaxaca, para participar en la reunión con Rocío Nahle.

Además, se plantearon los problemas que se tuvieron en la consulta anterior, realizada durante el gobierno de Saúl Vicente, hace cinco años, donde los gobiernos federal, estatal y municipal firmaron un documento de acuerdos, mismos que no han sido cumplidos hasta la actualidad.

Entre los compromisos pendientes se encuentran: la instalación de dos aerogeneradores propios para Juchitán, la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales y un centro de convenciones, que quedó a medias e incluso el terreno sin construir estuvo a punto de ser invadido a principios de este año.

El Regidor René Vásquez Castillejos insistió en que el ingreso económico producido por permisos e impuestos relacionados con las empresas eólicas deben beneficiar a la comunidad, a la agencia municipal, y no sea desviado para provecho de unas personas, como ha ocurrido en el pasado reciente.

De su lado, la concejal Magali Sánchez Santiago subrayó la importancia de exigir, en su momento, estudios de impacto ambiental que garanticen la protección de la biodiversidad.

En sesión celebrada en el salón de cabildos del edificio administrativo del Gobierno de Juchitán, y con la presencia de 14 de los 16 concejales que integran el pleno, se determinó que la consulta indígena que se realice debe respetar lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales.

Así mismo, se acordó que es requisito indispensable el cumplimiento de los compromisos pendientes firmados hace cinco años.

Entrevistado al final de la sesión, el Secretario municipal, Delfino Morales Felipe, dijo que el Ayuntamiento juchiteco debe decir que tanto el gobierno federal y estatal como las empresas eólicas no han dado cumplimiento a lo firmado, por ello hemos determinado que se realice la consulta y que se dé cumplimiento a los acuerdos.

Posterior a la reunión con Nahle García, se volverá a convocar a sesión de cabildo para analizar el resultado y preparar los pasos siguientes.

Gunaa sicarú es un proyecto de la empresa EDF renovables, que produciría 252 Megawatss, abarca un área de aproximadamente 4400 hectáreas de tierra arrendada de los municipios de Unión Hidalgo y Juchitán, específicamente en la agencia La ventosa, que implicará una inversión estimada de 300 millones de dólares, es decir, 6 mil millones de pesos.