Fuente: Reforma
Texto: Red es Poder

La Fiscalía General de la República inició una investigación en contra del Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Alejandro Moreno, por un presunto enriquecimiento ilícito exhibido en la adquisición de 16 inmuebles en Campeche, entidad de la que fue gobernador.

Inicialmente la investigación está enfocada de la compra de 16 inmuebles, 2 vehículos y 4 cuentas bancarias para determinar si existen diferencias entre sus ingresos y los recursos con los que compró todo su patrimonio.

De acuerdo con el Código Penal, el enriquecimiento ilícito merece castigos de 2 a 14 años de prisión y el pago de 100 a 150 días de multa.

La indagatoria fue comenzada por el ex gobernador de Oaxaca, y otrora contendiente a la presidencia nacional del PRI, Ulises Ruiz.

Aunque durante el proceso interno del partido tricolor hubo diversas denuncias en donde se exhibieron presuntos casos de corrupción, la Fiscalía General de la República determinó que, en el caso de “Alito”, existen los fundamentos y evidencias suficientes para iniciar formalmente una investigación en su contra.

Según la denuncia, los bienes de Alejandro Moreno fueron adquiridos entre 2012 y 2015, pagados al contado y se registraron a precios subvaluados, es decir, por debajo de lo que deberían estar.