Fuentes: El Economista, Animal Político, El Financiero.
Imagen: Adolfo Vladimir, Cuartoscuro.

El gobierno federal había prometido que el fracking como práctica para extraer hidrocarburos iba a quedar en la historia, no obstante, ahora con el nuevo paquete económico 2020, se dirigen 10 mil millones de pesos con este cometido, según el Proyecto de Presupuesto de Egresos.

El presidente Andrés Manuel había anunciado desde el año pasado que la práctica de inyectar químicos al subsuelo mediante la perforación de zonas naturales se iba a terminar en su sexenio.

No vamos a utilizar el famoso fracking para explotar este petróleo, no vamos a usar estos métodos de extracción de petróleo, de gas. Eso no se va a aplicar […] aquí en San Luis Potosí y en todo el país no vamos a utilizar este método para extraer petróleo y gas“, externó el AMLO de 2018.

En San Luis Potosí es donde se presenta una fuerte resistencia de parte de ONG’s quienes buscan prohibir la extracción tóxica de hidrocarburos, especialmente en la Huasteca potosina.

Andrés Manuel confirmó en ese entonces que el nuevo gobierno usaría técnicas convencionales.

Todavía el pasado junio, insistió en que no iba a usar el fracking para explotar el petróleo en el país, a pesar de que en su momento, figuras como Vicente Fox criticaran su la decisión de evitar la práctica.

En el sexto mes de este año, Obrador indicó que ya tenía la discusión hecha con Octavio Romero Oropeza, dirigente de PEMEX, para evitar el fracking a toda costa.

No obstante, en junio, la Comisión Nacional de Hidrocarburos de Pemex aprobó dos pozos para ser perforados mediante fracturación hidráulica; esto en el campo AE-0387-2M-Humapa, entre Veracruz y Puebla.

Según el presidente de la república, éstas perforaciones fueron solicitadas en noviembre del año pasado, un mes antes de que él entrara al poder ejecutivo.

En ese instante, reiteró que cancelaría dichas solicitudes para cumplir el compromiso de no optar por el fracking, práctica dañina para la naturaleza.

FRACKING EN EL PRESUPUESTO 2020

Ahora se nota en el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2020, en el apartado Pemex Exploración y Producción, que se han pedido recursos económicos para explotar el recurso mexicano mediante el “fracking”.

Una partida es “Proyecto Aceite y Gas en Lutitas”, que abarca pozos en Sabinas, Burro-Picachos, Burgos y Tampico-Misantla. Para este se prevé un monto de 4 mil 655 millones de pesos.

Otra partida que atenta contra la naturaleza mediante la fracturación hidráulica, según la Alianza Nacional contra el Fracking, es el “Proyecto Aceite Terciario del Golfo”.

Este proyecto trae 20 campos productivos de aceita y gas incluidos, se gastarán 6 mil 181 millones de pesos si el presupuesto se aprobara.

Ambas partidas suman 10 mil 837 millones de pesos.