Texto: Ana Luisa Cantoral.

Ante la creciente ola de violencia feminicida, la presidenta del Centro de Documentación del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer) Angélica Ayala Ortiz, declaró que la ausencia de resultados envía un mensaje de permisividad e impunidad que ha traído como consecuencia que la violencia feminicida se extienda en todo el estado.

La activista señaló que a un año de la declaratoria de Alerta de Género para 40 municipios de Oaxaca, GESMujer elaboró un informe el cual presenta un resultado que aseguró, es preocupante, “si bien es cierto el 65 por ciento de los asesinatos de niñas y mujeres se han suscitado en municipios con alerta de género, hay un 35 por ciento que ocurrieron en municipios que no cuentan con este mecanismo” dijo.

En ese sentido, enfatizó, “nos preocupa profundamente porque ante la falta de resultados de las autoridades, el fenómeno feminicida se está extendiendo“.

Ayala Ortiz señaló a otro de los elementos que los hace considerar está situación, “es que de acuerdo a nuestro centro registro, el Istmo sea declarado con un número mayor de violencia, sin embargo, ante la falta de resultados, no sólo no ha bajado la violencia, sino que se ha incrementado en regiones como la Costa, Valles Centrales y el Papaloapan“.

Y es que de acuerdo con el seguimiento hemerográfico que realiza la organización, hasta el 13 de septiembre, 102 mujeres han sido asesinadas en lo que va de este 2019, cifra que de seguir a la alza pudiera resultar el año más violento para las oaxaqueñas.

Ante está situación, el pasado 12 de septiembre, diputados y diputadas de la 64 Legislatura local tomaron un punto de acuerdo para llamar a comparecer a la titular de la secretaria de las Mujeres de Oaxaca (SMO), Ana Vásquez Colmenares, al titular de la Fiscalía General Rubén Vasconcelos Méndez y al secretario de Seguridad Pública (SSP) Ernesto Salcedo.

Cabe destacar que ese mismo día, en San Juan Guichicovi, una mujer fue brutalmente asesinada a balazos y tres días después otra mujer fue apuñalada por su pareja en inmediaciones de la Central de Abasto en Valles Centrales, sin que nadie pudiera brindarle auxilio.

Finalmente, Angélica Ayala Ortiz manifestó que con 126 niñas y mujeres asesinadas a un año de la Alerta de Género, significa que no hay resultados: “Lo que esperamos de las comparecencias de las autoridades encargadas de la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres es que se evidencie que conocen la problemática, que son sensibles, ya que es un elemento fundamental para llevar acabo programas que favorezcan el ejercicio pleno del derecho de las mujeres“.