El titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil, Heliodoro Díaz Escarraga, confirmó que el gobierno federal replanteó el proceso de reconstrucción de los municipios devastados por los sismos del 2017 y que los 4 mil 700 millones de pesos que se destinarán a Oaxaca están trabados en procesos burocráticos que se tienen que sortear.

No obstante, confirmó que el proceso iniciaría en 15 días.

En conferencia, acompañado del gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, explicó Heliodoro que, en el caso de las escuelas, la Secretaría de Educación Pública (SEP) está en proceso de aprobar los replanteamientos que ha hecho el gobierno del Estado para avanzar en el proceso de construcción de las escuelas: construir las que ya están el proceso y atacar las que no tuvieron fuente de financiamiento en el 2017 y 2018.

Esos procesos tienen que ver con mecanismos de recalendarización por las normas que establecen las dependencias.

Díaz Escarraga puntualizó las instancias ejecutoras como Iocifed, Inifed, Sedatu y Cevi tiene las fechas precisas, no obstante, una vez que se reúnan los comités técnicos, se puede aprobar la ejecución de recursos y se estaría en la disposición de continuar con el proceso de reconstrucción, cubriendo faltante de pagos a empresas que exigen sus pagos.

Concedió que pueden existir manifestaciones por escuelas aun pendientes por concluir, sin embargo, el gobierno del estado no dejará ninguna escuela sin atender en términos de los procesos de las necesidades de los recursos.

Reiteró que el gobierno de Oaxaca depende de que el Comité Técnico del Fonden sesione y determine liberar los recursos mientras que la SEP acepte las propuestas de replanteamiento de la administración estatal para atender más escuelas.

Aclaró que el proceso de ejecución de recursos no es fácil porque el Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden) tiene que calificar los expedientes técnicos, analizarlos y calificarlos; posteriormente, Banobras, quien tiene otro procedimiento, al final paga los recursos.

Por lo pronto, afirmó que el proceso de validación de los recursos va bien para la reconstrucción de escuelas, sin embargo, el IEEPO atendió en su momento 1 mil 800 escuelas con daños menores de un universo de 3 mil escuelas dañadas por los sismos, 1 mil de ellas, con daños severos.

Díaz Escarraga destacó que, en el caso de las viviendas, el gobierno federal está por bajar los recursos para que se paguen en un lapso mayor a 15 días, apuntó que el segundo censo está en función de los nuevos recursos para que sea la propia Sedatu la instancia ejecutora.

Y es que dijo que con base en el sismo del 16 de febrero que impacto en la costa y tuvo repercusión en el Istmo, además de las 1 mil 300 réplicas que se dieron en el 2017, se tuvieron que incorporar a más de 5 mil personas que resultaron con daños mayores.

Adelantó que hay inmuebles emblemáticos que están por iniciar su reconstrucción como es el caso del palacio municipal de Juchitán que, por parte de la Secretaría de Cultura del Gobierno Federal, liberó más de 10 millones 700 mil pesos para que en 4 meses se inicie el proceso de reconstrucción.