Texto: Pedro Matías.
Foto: El Universal.

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Ante el abandono gubernamental en la reconstrucción de escuelas y viviendas afectadas por los sismos de septiembre de 2017, profesorado de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) iniciaron hoy seis bloqueos de carreteras indefinidos en la región del Istmo de Tehuantepec que incomunica a Oaxaca con los estados de Chiapas y Veracruz.

El representante regional de la Sección 22 en el Istmo, Carlos Cruz López, afirmó que en esta movilización participa el 70% de la membresía sindical porque aún existen escuelas en ruinas y alumnado tomando clases casi a la intemperie, bajo los árboles o espacios cubiertos con lonas o plásticos.

Mientras que el vocero magisterial Wilbert Santiago Valdivieso reconoció que por lo menos 232 escuelas siguen en escombros y más de 4 mil 500 alumnos y alumnas toman clases casi a la intemperie.

En tanto, en la Ciudad de México el magisterio sostiene una reunión con servidores públicos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para atender las demandas de reconstrucción, las y los maestros bloquearon desde las 09:00 horas de este jueves 19 de septiembre, seis puntos de las carreteras federales 190 o panamericana, la 185 o transístmica y la 200 o costera.

El sector Salina Cruz tiene bloqueada la carretera Costera precisamente en el puente del Morro Mazatán; los de Santo Domingo Tehuantepec impiden el tránsito en el caracol de la carretera Tehuantepec-Oaxaca y el sector de Ixtepec se puso en la caseta de cobro para bloquear la súper carretera a Chiapas.

En tanto que el sector Juchitán bloquea la carretera 190, precisamente en el Canal 33; el sector Matías Romero impide el tránsito en la carretera federal 185 que comunica a Oaxaca con Veracruz y finalmente el sector Reforma de Pineda imposibilita a circulación en el puente de Zanatepec que comunica a Oaxaca con Chiapas.

El magisterio bloqueó carreteras y exigió transparencia en los recursos destinados para la reconstrucción porque todo apunta a presuntos actos de corrupción, ya que prevalece el engaño del gobierno y de las constructoras al abandonar los espacios educativos y las viviendas de miles de damnificados por los sismos de septiembre de 2017.

En un comunicado, la Sección 22 exigió al titular de Sedatu, Román Meyer Falcón que “respondan constructoras y gobierno por la falta de reconstrucción de escuelas en el Istmo”.

Han sido dos años de espera ante promesas incumplidas de SEDATU, INIFED y IOCIFED, autoridades que a la fecha no han considerado la responsabilidad de atender los espacios educativos siniestrados el 7 y 19 de septiembre, además de las réplicas”, añadieron.

Y agregaron: “Es crucial que también exista transparencia en la rendición de cuentas, en cuanto a la inversión económica que realizaron los funcionarios del sexenio pasado en el Istmo de Tehuantepec para la reconstrucción de nuestras escuelas”.

Pidieron que Meyer Falcón denuncie en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador que va a proceder con acciones penales hacia los o las servidoras públicas que desviaron recursos y no avanzaron en el estudio técnico de las grandes necesidades en el aspecto poblacional y de infraestructura educativa, así como que se escuchen los nombres de quien fuera responsable.

Además, piden que se active el recurso para el pago de la reconstrucción en lo inmediato porque esperar hasta el 2020 sería una irresponsabilidad gubernamental ante la evidente necesidad educativa.

Por lo pronto, insisten en que mantendrán los bloqueos de carreteras de manera indefinida en el Istmo de Tehuantepec.