Fuentes: Secretariado Ejecutivo, Publímetro, ENDIREH (INEGI).
Foto: Cultura Colectiva News.

Según datos del Informe de Incidencia Delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el estado de Nuevo León ha abierto más carpetas de investigación sobre abortos que sobre feminicidios.

Nuevo León también es el segundo estado con más incidentes de violación, según llamadas de emergencia registradas al 911 nacional; en este estado 336 mujeres han sufrido el delito de violación en los primeros 7 meses del año, esto significa que tres mujeres son violadas cada 48 horas en la entidad.

En esa misma estadística, Nuevo León alcanza el primer lugar de violaciones a mujeres por cada 100 mil de ellas. 12.4 de cada 100 mil mujeres han llamado de emergencia para denunciar una violación.

En este mismo sentido de violencia hacia las mujeres, Nuevo León alcanza el tercer lugar en violencia de pareja, medida por el Secretariado. 17 mil 259 mujeres llamaron a emergencias para denunciar abuso en sus relaciones.

El estado fue superado en este número, sólo por Baja California (29 mil 091) y Chihuahua (20 mil 805 llamadas).

Asimismo, Nuevo León obtuvo el poco agraciado cuarto lugar en violencia familiar donde una mujer es agredida según denuncias al 911.

31 mil 216 mujeres denunciaron violencia familiar en sus hogares en los primeros 7 meses de 2019 en Nuevo León. Esto es, mil 593 por cada 100 mil habitantes.

Puesto con datos más digeribles se puede asegurar que en lo que va del presente año y hasta julio, 81 mujeres por día llamaron a emergencias para denunciar abuso de su pareja y, en el mismo día, otras 147 llamaron para denunciar violencia familiar.

Pensemos, además, que, según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, el 88.4% de las mujeres no denuncia las agresiones que sufren en el hogar o en las relaciones.

Esto incrementaría la cantidad de víctimas casi nueve veces si consideramos los datos del Secretariado Ejecutivo.

Se busca por abortar

Es por eso que suena devastador enterarse que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León esté llenando sus cajones de más carpetas de investigación sobre mujeres que practicaron el aborto que sobre feminicidas locales.

La misma institución nacional de seguridad, el SESNSP, reportó que entre enero y julio del 2019 se abrieron 55 casos del delito de fuero común que hace 12 años despenalizó la Ciudad de México conocido como aborto.

En contraste, se midieron tan sólo 32 casos del delito de feminicidio que desde 2017 fue aprobado por el Congreso de Nuevo León para su tipificación oficial con sus propias penas máximas de entre 40 y 60 años para los responsables.

Además, por si los números anteriores fueran poca cosa: mientras las fuerzas de investigación del estado de Nuevo León, en 2019, indagaban los casos de 55 mujeres que perdieron o decidieron dejar de llevar un nonato en sus cuerpo, 666 personas en su estado estaban siendo abusadas sexualmente y 617 estaban siendo violadas de acuerdo a las carpetas de procesos judiciales registrados por el SESNSP.