Texto y foto: Jaime Guerrero.

La tarde de este martes 17 del actual año, migrantes de Agua Blanca que viven en Estados Unidos fueron alertados vía telefónica de que el recinto más sagrado para ellos y ellas, la iglesia en honor a la Virgen de La Soledad que tras muchos años de ahorros edificaron a partir del envío de remesas, fue saqueada.

La agencia de “Agua Blanca“, perteneciente a Santa Ana Tlapacoyan, con cabecera en el distrito de Zimatlán, es un pequeño poblado que consta de una sola calle y, las pocas casas que aún tienen moradores, son habitadas por personas mayores, pues la fuerza joven hace tiempo emigró a los Estados Unidos.

Varios condados de California y Los Ángeles albergan a la mayor parte de personas de Oaxaca originarias de esta tierra que mes con mes dividen lo que ganan para mandar algunos dólares a sus abuelos y padres, abuelas y madres, e independientemente aportan al Comité, que de manera permanente realiza trabajos de mantenimiento a la iglesia de su pueblo oaxaqueño.

Fue a través de la cooperación de todos y la realización de eventos de venta de comida oaxaqueña en Estados Unidos como lograron la edificación de su nueva iglesia y posteriormente el equipamiento sonoro de la misma.

Lamentablemente, esta tarde fue prácticamente saqueada por personas hasta ahora desconocidas, pero que advierten pudieran ser habitantes o vecinas del pueblo, pues conocían los horarios de vigilancia del breve recinto católico.

Al momento contabilizan el robo de:

1. LA ALCANCÍA DE LA IGLESIA.
2. UNA MEZCLADORA PROFESIONAL ProFX12.
3. AMPLIFICADOR PROFESIONAL DE 1000WX4.
4. 2 RECEPTORES INALÁMBRICOS SHURE.

En una primera etapa, la inversión en este equipamiento fue de alrededor de $4,000 dolares; actualmente cada paquete “shure” cuesta más de $6,000, lo que hace un total de $12,000, sólo por los micrófonos, mientras que el mezclador cuesta más de $13,000, además del amplificador de bocinas.

Los afectados señalan que el hurto, en suma, es de alrededor de 100 mil pesos que, reconocen, pudiera ser no muy grande suma, pero lo consideran un robo sacrílego pues todos los implementos son usados para venerar a su patrona la Virgen de La Soledad.

Además de las aportaciones comunitarias, una parte del equipo fue donado por el comité de jóvenes en Estados Unidos, quienes, pese a la diferencia en la forma de vida, siguen regresando a su tierra ya con sus familias cada año para perpetuar su raíz.

La agencia de Agua Blanca solicita el apoyo de todo y todas las oaxaqueñas para denunciar la venta de estos artículos, la característica principal es que son usados y se los podrían ofrecer a precios módicos, piden difundir este mensaje entre las localidades vecinas y en el Estado completo, pues la delincuencia tiene redes amplias.

Información al número celular de Miriam Soto: 951 310 2427