En una petición virtual, Gustavo Barrabas Buitrón Zárate pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador que nombrar a la Laguna de Bacalar en Quintana Roo “Área Natural Protegida“, esto debido a que la industria turística está desgastando sus recursos naturales.

El agua es un elemento vital para todos los seres vivos y la Laguna de Bacalar es un importante cuerpo de agua que brinda hogar a muchas especies de fauna y flora“, escribe Gustavo en un texto que redactó para Change.org.

Bacalar viene del maya Bakhalai, que significa “rodeado de carrizos”, es una laguna a unos 35 kilómetros de Chetumal, la capital de Quintana Roo. La laguna contiene tres diferentes cenotes y se pueden distinguir siete colores en su composición, por ello también se le llama la Laguna de los Siete Colores.

Mide 55 kilómetros de largo y 2.5 de ancho y es una construcción natural poco frecuente, su suelo no permite la retención superficial del líquido por lo que hay corrientes subterráneas.

En una parte de la Laguna, se junta con otras lagunas pequeñitas: Laguna Mariscal, Chile Verde, Guerrero y Milagros, que se unen por el estero de Chac, aguadas y pantanos hasta el Río Hondo y hasta la Bahía de Chetumal.

La industria hotelera rapaz y los servicios turísticos de paseos en lancha la están contaminando así como la tala indiscriminada de árboles y la contaminación de los mantos freáticos por pesticidas y fertilizantes que le aportan demasiados nutrientes y generan algas, aunado a una pésima planeación de sus sistema de drenaje“, escribe Gustavo Barrabás.

El usuario de Change, comenta que urge la protección de ésta zona mexicana para que otros la puedan aprovechar en el futuro.

Además, agrega también que considera prioritaria la educación de los y las habitantes de Quintana Roo quienes deben cuidar y proteger la naturaleza y al agua.