Texto: Pedro Matías 

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Oaxaca se encuentra en etapa de “alarma epidemiológica” por el repunte del dengue, epidemia que ya rebasó a las autoridades de los tres niveles de gobierno porque no cumplieron con las medidas de prevención, afirmaron fuentes de Salud que optaron por el anonimato.

Aunque los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) reconocieron que el Estado ocupa el sexto lugar a nivel nacional con mil 193 casos confirmados y dos defunciones, se dio a conocer que existen más de 3 mil probables enfermos porque hay subregistros o están maquillando cifras para no convertir esta epidemia en un “problema de seguridad nacional”.

Por lo pronto, los Servicios de Salud manifestaron que Oaxaca ocupa el sexto lugar a nivel nacional con mil 193 casos confirmados, de los 20 mil 914 reportados a nivel nacional.

Destacó que a la semana epidemiológica número 39 se han confirmado 828 pacientes de dengue no grave (DNG) y 308 con signos de alarma: dengue grave; también hay 57 casos de dengue grave con signos de alarma DCSA + DG y dos defunciones.

Precisaron que la Jurisdicción Sanitaria más afectada son los Valles Centrales con 722 reportes y le siguen el Istmo con 207, Tuxtepec con 108, la Costa con 88, la Mixteca con 37 y la Sierra con 3.

El problema ha escalado de tal forma que a través de redes sociales y una carta se ha exigido la renuncia del secretario de Salud, Donato Casas Escamilla y se han vertido cuestionamientos al “frívolo” gobernador Alejandro Murat, luego de la muerte de la joven Montserrat Flores Ortiz, quien murió a causa de “complicaciones por el dengue”, aunque las autoridades todavía no lo reconocen clínicamente.

En las redes circulan fotos del secretario de Salud de Oaxaca con la leyenda: “¡Renuncia por la muerte de Montserrat Ortiz! Oaxaca te lo pide” y, en otra fotografía, se lee “¡Renuncia, no eres médico!”.

El cuestionamiento es porque el secretario de Salud, Donato Casas Escamilla “¡es maestro pero en administración! ¡Es un insulto para nosotros los oaxaqueños que votamos por ti Alejandro Murat! Tú secretario no tiene el mínimo conocimiento en materia de salud y de salud pública”.

Y agregaron: “¡Sin conocimientos! ¡Pero sí en licitaciones y todas las irregularidades que están cometiendo en contubernio con tu gente! ¡Lo que está haciendo tu secretario es nulo! No lo merecemos”.

Y a Murat lo cuestionaron porque “¡eres gobernador no un artista! ¡Según tu vas a poner en alto el nombre de Oaxaca y aquí nos tienes abajo! ¡Eres un candil de la calle, obscuridad de tu casa! en todos los aspectos. ¡Nos fallaste! ¡Te exigimos la renuncia inmediata de tu secretario de Salud: Donato Casas Escamilla! por corrupto, incompetente y por no haber fumigado la ciudad de Oaxaca este año”.

Para justificar, el Gobierno del Estado sostiene que a través de la dependencia ha realizado el rociado espacial en 115 municipios, 329 localidades y 84 mil 351 hectáreas, principalmente en la Ciénega Zimatlán, Cuilápam de Guerrero, Guadalupe Etla, Magdalena Apasco y Teitipac.

De igual manera se han realizados acciones de control larvario, termonebulización y nebulización en las colonias que se encuentran en el municipio de Oaxaca de Juárez.

También en los municipios de San Agustín de las Juntas, San Andrés Huayapam, San Antonio de la Cal, San Bartolo Coyotepec, Reyes Mantecón, San Jacinto Amilpas, Ánimas Trujano, Villa de Etla, San Raymundo Jalpan, San Sebastián Tutla y Santa Cruz Amilpas.

Así como en Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino, Santa María Atzompa, Santa María El Tule, Soledad Etla, Tlacolula de Matamoros y Tlalixtac de Cabrera.

Ahora exhortan a la población en general a prevenir el dengue, zika y chikungunya, eliminando los criaderos del mosco transmisor (aedes aegypti y albopictus) desde el hogar.

A decir de los epidemiólogos de Salud “en este año 2019 estamos en una etapa de alarma epidemiológica” y la Organización Mundial de la Salud anticipo a México sobre estos brotes y epidemias, pero cuando tienen la guardia caída se llega a estos niveles.

Y ahora cuando “cuando ya está el brote y quieres hacer algo que ayude es difícil porque la transmisión ya se dio. La epidemia rebasó a las autoridades porque no cumplieron esta etapa de manera oportuna”.

Especialistas epidemiólogos sostienen que los riesgos de que una persona pueda fallecer es más alta en niños o personas con una inmunidad muy baja porque pueden tener infecciones colaterales como diarreas.

Insistió en que hay poblaciones donde la desnutrición y anemias son su carta de presentación y estas epidemias pueden crear una crisis mas grave con enfermedades debilitantes como la diarrea o del aparato digestivo, de ahí que no se descarte que haya más muertes por esta enfermedad que no han sido incluidas en las estadísticas.

Además, hay subregistros porque se crean filtros como el hecho de que antes se clasificaban como dengue clásico o dengue hemorrágico y ahora para que las cifras no se vean elevadas se catalogan como dengue no grave (DNG), dengue grave (DG) y dengue grave con signos de alarma (DCSA + DG).

En otros casos, no les dan una consulta en hospitales, no se llenan los formatos como se solicitan para la ficha personal, ponen mal las direcciones, no hay números telefónicos para darle seguimiento a los datos epidemiológicos y luego los dejan como casos poco probables.

Recordaron que en la década de los 90’s con un caso de dengue confirmados había 8 detrás pero no localizados, no registrados o se automedicaron y eso no ayudo a las estadísticas de salud; algo similar ocurre en esta ocasión con tantos casos que no están confirmados por laboratorio pero que existen.