Juchitán.- Guendanabani xhianga sicarú, la vida qué hermosa es, con estos versos de la tradicional canción juchiteca, cuya letra en zapoteco fue escrita por Juan Stubi, se dio paso a la premiación del Concurso de altares, convocado por la Regiduría de educación, encabezada por Juanita López Rosado.

Desde temprana hora de este miércoles, las personas que transitaban frente al palacio municipal observaron con sorpresa y admiración la labor paciente de alumnas y alumnos, quienes se afanaban en elaborar el Biguie’ y el altar para recibir, simbólicamente, a los difuntos de la ciudad.

Entretejieron olorosas flores de cempasúchil, crestagallo, ramas de cordoncillo; colocaron manzanas, mandarinas, dulces de chilacayote y almendra.

Yaritza de la Cruz Vásquez y Haydé López García, alumnas de la Escuela Secundaria “Enedino Jiménez Jiménez”, leyeron, en español y en zapoteco, el proceso de elaboración y el significado de los dos tipos de ofrenda que se acostumbran en esta conmemoración del Xandu’, Todosantos, como se dice por estas tierras istmeñas.

Explicaron que el Biguie’ consta de un cuadrado hecho de carrizo u otate, al cual se nombra beedxe’ –jaguar- sobre el que se trazan figuras geométricas y se tapiza con cordoncillo, cempasúchitl y cresta de gallo, se remata con una cruz, llamada ique beedxe’, cabeza de jaguar.

Una banda filarmónica de la misma secundaria esparció notas de diversos sones istmeños a lo largo del acto de premiación de este concurso, cuyo jurado estuvo integrado por Ricardo Pineda Hernández, Vicente Marcial Cerqueda y Jorge Magariño.

La Regidora Juanita López Rosado informó que a la convocatoria solamente acudió la Secundaria “Enedino Jiménez”, pues algunas más declinaron participar, de última hora, señalando que los altos costos de los insumos estaban fuera del alcance de su presupuesto.

En esta circunstancia, el jurado calificador determinó que al monto establecido para el ganador se le sumara una cantidad más, por lo que la escuela premiada recibió la cantidad de cuatro mil pesos.

De su lado, el Presidente del jurado, Jorge Magariño, reconoció el trabajo que la comunidad de esa escuela realiza a favor de la cultura zapoteca, a través de su proyecto enmarcado en el Plan para la Transformación de la Educación en Oaxaca (PTEO), que promueve la Sección 22 del magisterio estatal.

Por la escuela mencionada asistieron: el Subdirector, Darinel Antonio Valencia; el coordinador general del PTEO Humberto Jorge Jiménez; y la coordinadora de la Comisión de Eventos Comunitarios,  Danaé Antonio Santiago.