Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- “Hay que defender con la sangre y con la piel a las lenguas originarias porque muchas están agonizando y muchas respiran con mucho esfuerzo”, afirmó la poeta Natalia Toledo.

Natalia inauguró la edición 39 de la Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), la cual está dedicada a la vida y obra del maestro Francisco Toledo.

La subsecretaria de Diversidad Cultural de la Seculta, Natalia Toledo, afirmó que su padre “el maestro Toledo seguramente va a estar contento a dondequiera que se encuentre porque una de las cosas que más defendió, que más luchó y donde puso su alma es para fortalecer a las lenguas originarias de México”.

La poeta Natalia Toledo participó en el micrófono de una manera muy emotiva, recordando el trabajo del maestro Toledo y su incidencia en la literatura, en el arte y en todo el país.

Visiblemente conmocionada hasta las lágrimas por la reciente muerte del filántropo, activista, artista y promotor de cultura Francisco Toledo, acaecido el 5 de septiembre pasado, Natalia Toledo sostuvo que el mejor homenaje que le puede hacer el pueblo de Oaxaca es continuar con su legado.

“Mientras todos los oaxaqueños y todos los que conocimos de su obra, todos los que estuvimos cerca y vimos y apreciamos su generosidad hay que continuarlo, ese es el mejor homenaje”, añadió.

“Como lo dijo mi hermana el día que estuvimos en el IAGO con los amigos que nos acompañaron en ese día tan difícil, el mejor homenaje es seguir su camino, seguir alimentado los espacios que abrió.

“Si es posible, conforme nuestro trabajo y nuestra economía de los hijos, continuar con ese trabajo de seguir abriendo espacios donde se celebre el conocimiento, donde compartamos libros, donde compartamos exposiciones, talleres y continuar el trabajo del maestro, ir por donde ya nos dijo que había qué hacer”.

La poeta Natalia Toledo intervino en la inauguración de la FILO 2019. Habló de su padre, de las lenguas y la literatura.

Recordó que “desde hace tiempo sabemos cómo trabajaba mi papá y mi legado más grande es eso, trabajar con honestidad, con cariño y pensar en los demás y es como un conocimiento que obtuvo de los padres, de su conciencia y del pueblo de donde viene, que es la enseña más grande que hay, la de pensar en los demás y vivir en comunidad”.

Al mencionarle que el maestro Toledo es omnipresente porque está en todos lados, se quebró y lloró porque “es la primera vez que vengo y no lo veo, las calles para mí ya no son igual sin él”.

Al inaugurar el Pabellón de Pueblos Indígenas en la FILOaxaca 2019 dijo:

“Para mí, el pabellón es una ciudad que va atravesar fronteras, que va a ir a las comunidades. Y que vaya a ir a otros espacios. Inicia en Oaxaca porque es el estado con más lenguas y diversidad cultural del país”.

Natalia Toledo, la poeta.

Consideró que “es importante que empiece a caminar, que partan sus pasos al mundo, a donde la pidan para gritar, para decir que es importante defender con la sangre y con la piel a las lenguas originarias porque muchas están agonizando y muchas respiran con mucho esfuerzo y es responsabilidad de todos, no solo del gobierno, hacer que vivan”.

Desde este sábado 19 y hasta el 27 de octubre próximo podrán recorrer el Pabellón de las Lenguas Indígenas en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, “espacio que confeccionó 68 tableros exteriores, número que corresponde a las agrupaciones lingüistas de nuestro país, algunas ya agonizantes pero muchas que todavía les recorre la sangre”.

La poeta Natalia Toledo recuerda a su padre.

Finalmente dijo que le da gusto que la FILO “esté dedicado a dos personas que me enseñaron a caminar sobre el papel, me da gusto que esté dedicado a Francisco Toledo”, aunque tuvo que interrumpir su discurso por el llanto que le ganó y el público le correspondió con aplausos.

Prometí no llorar pero su partida está muy reciente, se justificó y prosiguió: “Y está dedicado a una de las mujeres que más ha querido mi corazón y más me enseñó, Rocío González es una poeta juchiteca. Es una de las grandes voces que tiene Oaxaca y es poco conocida. Agradezco que hayan homenajeado a estas personas. Y haya reeditado sus libros”.