Mira, hija de tu puta madre, esto es sólo un escarmiento para que aprendas a no meterte en mi zona. Hija de tu pinche madre, que sea la última vez que yo te vea por mi zona. Hija de tu puta madre ya te dije que a mi zona no regresas, aquí mando yo”, fue la advertencia mortal del dirigente del Comité de Defensa de los Pueblos Indígenas (Codedi), Abraham Ramírez, a Aida Hernández Moreno para impedir que participara en la contienda electoral por la presidencia municipal de Santiago Xanica, ubicado en la Sierra Sur de Oaxaca.

Horas más tarde, Wilbert Méndez, elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y esposo de Aída, apareció muerto en el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Santa María Huatulco, -tras ser torturado por miembros de esa organización en su campamento la Finca Alemania- y cuyo elemento fue trasladado por personal del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), bajo amenazas de miembros del Codedi.

Aida acudió a Xanica al registro de su candidatura el pasado domingo, acompañada de más de 50 personas, entre ellos, su padre, esposo y dos hermanos.

El procedimiento de registro de su candidatura ante personal del IEEPCO transcurrió sin novedad en la cabecera de Xanica. Al retirarse sobre el camino, fue interceptada por hombres armados, narró la candidata a edil a representantes de medios de comunicación.

Todas las acciones criminales en contra de Hernández Moreno, así como de otro candidato a edil y de dos elementos de la Policía Estatal que cumplían con otorgar medidas cautelares a un candidato y a dos hermanos de Aida, fueron orquestadas por el dirigente del Codedi, quien ordenó la tortura a sangre fría a su esposo Wilbert Méndez.

En un audio, la candidata relató parte de los hechos ocurridos el pasado domingo durante el registro para las elecciones del municipio regido por los sistemas normativos internos.

Como a las ocho de la noche se acerca la gente de Codedi y me dice: tienen detenido a tu esposo allá en (la finca) Alemania. ¡bájate, bájate de la camioneta!”, le ordenaron los miembros del Codedi, portando armas de alto poder, aseguró.

Yo le dije que no me voy a bajar. Iban unos amigos en la camioneta y les dijeron: la señora no se va a bajar”, relata en la grabación. “Bájate porque queremos hablar contigo“, decían.

“No, hablemos desde acá”, respondió, Aida.

La candidata narró que reconoció a un hombre de nombre, César Reynaldo Luis Díaz (emisario de Abraham Ramírez).

Señor, qué le he hecho, qué le he hecho”, cuestionó la mujer. Entonces, el hombre armado justificó con un presunto atentado en su contra. La candidata pidió pruebas y ofreció acudir ante las autoridades.

Con amenazas, Aida fue puesta al habla a través de un radio comunicador, con Abraham Ramírez.

Tengo a tu maridito el judicialito y vienes para acá porque tu eres la moneda de cambio, tú te quedas acá y él se va”, sentenció el dirigente del Codedi.

Señor yo no le he hecho nada, no lo he ofendido, no lo he agredido”, aseguró la mujer.

Mira, hija de tu puta madre, esto es sólo un escarmiento para que aprendas a no meterte en mi zona. Hija de tu pinche madre, que sea la última vez que yo te vea por mi zona. Hija de tu puta madre ya te dije que a mi zona no regresas, aquí mando yo”, fue la sentencia mortal.

En seguida, la candidata y sus acompañantes, quienes en su mayoría eran familiares, fueron obligados a trasladarse a la Finca Alemania.

A las 23:00 horas llegaron al sitio, ahí los detuvieron y pudieron observar cómo golpeaban a dos elementos de la policía estatal con un machete, iban desnudos. Ellos habían sido retenidos junto con su esposo.

Vimos cómo bajó a Hermenegildo Martínez (también candidato), vimos cómo bajó a los dos estatales que llevaban y como lo desnudaron primero y con machete le estuvieron pegando a fajazos. Horrible, disfrutaban tal barbarie”, narró Aída.

Dice que no, se hace la víctima; yo lo vi ,señor, éramos más de 50 personas de testigos, vimos como esas tres personas gritaban de angustia y decían ‘ya déjenme por favor, te lo suplico’”, reviró la candidita a edil ante los comunicados que han divulgado activistas y organizaciones como Educa en defensa de Codedi y su líder.

Refirió que una vez que terminaron de golpearlos, las tres personas fueron “echados” al monte ensangrentados.

Yo estaba atrás esperando mi turno. Me toca a mí porque eso fue lo que me dijo. Pues ni modos”, confesó.

Al paso de los minutos, de una camioneta descendió Abraham Ramírez y rompió el vidrio de una unidad en la que viajaba Aida, fue del lado del conductor, luego la hizo bajar entre groserías y golpes a los pasajeros: su sobrino Eduardo, su hermano, una personal de nombre Pedro Rodríguez y otros amigos de la candidata.

Salte, hija de tu puta padre”, fueron las órdenes. Luego todos ellos fueron desnudados y golpeados con machete y culatazos de pistola.

Yo lo vi. A mí no me van a decir como si no me di cuenta. No, ni madres, nosotros lo vimos. Que no se haga pendejo. Éramos más de 50 personas testigos de los hechos“.

Aída contó que logró caminar hacia la camioneta en donde viajaba su papá mientras los miembros del Codedi golpeaban a las personas y otro grupo saqueaba las camionetas. En ese momento también rompieron el registro de su candidatura.

No me va a venir a decir Abraham Ramírez que es mentira. No me va a venir a decir que es un cuento que estoy inventando”, narró con la voz entre cortada.

Yo ya no me atreví a preguntarle por mi esposo porque si lo hago me va a tocar a mí, me escondí como pude en donde estaba mi padre y mis hermanos”.

Luego de lo anterior, fueron corridos del lugar, lograron escapar y trasladarse hacia el hospital en Huatulco para la atención de las personas golpeadas, uno de ellos iba con convulsiones después de la golpiza. Pese a confiscarles 4 camionetas se trasladaron al IMSS y proporcionaron ayuda a otros tres lesionados más.