De cara a las asambleas distritales del partido Movimiento de Regeneración Nacional, el edil capitalino Oswaldo García Jarquín llamó a las y los actores y dirigentes de Morena a la civilidad y madurez política, y a no repetir las mismas prácticas y mañas que se practican en otros institutos políticos.

En entrevista, el munícipe capitalino lamentó las disputas violentas entre grupos de Morena en otras entidades derivadas en asambleas distritales que valieron el amago de la líder nacional, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, a quien el edil capitalino manifestó su respaldo.

García Jarquín convocó a llevar de la mejor manera el proceso interno porque lo hechos violentos que se han registrado en otras entidades y la guerra sucia desatada en medios de comunicación, dijo, no abonan al proceso democrático del país.

Al igual que la líder nacional de Morena, consideró que son personas infiltradas que buscan desestabilizar a su partido y, seguramente en su dinámica de seguir teniendo prebendas y privilegios, buscan infiltrarse en Morena, un instituto político que encabeza las preferencias de aprobación por parte de la ciudadanía.

Por lo pronto, adelantó que no intervendrá en la vida política interna de Morena más que con su voto del próximo sábado, cuyo llamado ha hecho el mismo presidente de la República Andrés Manuel López Obrador. Aseguró también que será respetuoso de los mecanismos que estableció el partido para la renovación de su dirigencia.

García Jarquín reiteró su compromiso con Morena y dijo desear éxito a quienes buscan ser consejeros distritales. Confió en que la militancia elegirá a los mejores hombres y mujeres que los puedan representar para que en su momento se renueve la dirigencia nacional y estatal.

En contra parte, aseguró que en Morena hay muchos y muchas actrices que saben hacer política, en el caso nacional refirió a Mario Delgado Carrillo, Bertha Luján y la líder nacional Yeidckol Polevnsky.

En el caso de Oaxaca, confió en un proceso terso y que los actores y grupos, encontraran el camino para realizar las asambleas en paz.