Texto: Pedro Matías.

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- En el marco de la campaña “Samir Flores vive”, el pueblo mixteco de Yucuquimi de Ocampo se declaró “municipio indígena y libre” este sábado 12 de octubre de 2019 a las 13 horas con 48 minutos porque “cuando un pueblo despierta de esa oscuridad, uno puede volver a sus orígenes, a dignificar su gente, a devolverles la confianza que les fue arrebatada de la manos”.

Los habitantes de Yucuquimi de Ocampo decidieron separarse del municipio de Tezoatlán de Segura y Luna y “conformarnos constitucionalmente como un municipio indígena libre, sustentado en el artículo 2 y 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre los pueblos indígenas y en los acuerdos de San Andrés Larráinzar”.

Yucuquimi significa ‘cerro de la estrella’ en mixteco, tiene una población de dos mil 260 habitantes, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010) y el 99% de la población son hablantes activos del mixteco o Tù’ùn Dàò (lengua de la lluvia).

Los mixtecos celebraron con autonomía con un acto cívico, un festival y una comida porque “durante años nuestros pueblos originarios han sido discriminados por los gobiernos y los grupos de poder la clase política”.

Insistieron que la “opresión y despreció sigue siendo hasta el día de hoy y se nos sigue negando muestra dignidad y atentando contra nuestros derechos, debido a intereses de unos cuantos, tanto a nivel municipal, estatal como federal”.

“La propaganda de medios de comunicación como televisa y el gobierno nos muestra como ‘orgullo nacional’, pero en realidad se nos desprecia y margina, nos trata como racismo”, añadieron en un comunicado.

Su afirmación la soportan en que “para los gobiernos somos ignorantes, la mirada de los políticos quienes solo quieren vernos bailar y mostrando nuestros trajes típicos. No quieren que alcemos la voz, no quieren que nuestros pueblos y nuestra cultura sigan de pie, no quieren que luchemos y resistamos por nuestra autodeterminación y por nuestra libertad”.

Subrayaron que “lo que quieren es vernos muertos, vendernos como productos, nos quieren encasillar en espacios destinados al olvido, en museos. Sin embargo seguimos vivos y seguimos haciendo historia que marca al país, que nunca podrán callar porque siempre quedara en la palabra y en nuestro pensamiento que se transmite gracias a toda nuestra gente valiente que lucha por los pueblos de la región mixteca y de México”.

El pueblo mixteco lamentó que “son tantos años en la oscuridad que uno puede perderse en el camino; son tantos años que uno pierde la esperanza en uno mismo; son tantos años que uno puede olvidar, son muchos años buscando sin encontrarnos, pero cuando un pueblo despierta de esa oscuridad, uno puede volver a sus orígenes, a dignificar su gente”.

Y “Yucuquimi de Ocampo está demostrando que todos podemos soñar y construir un mundo diferente, uno más justo, uno más igualitario donde la diferencia pueda coexistir un mundo donde quepan muchos mundos”.

Cuando veo mi pueblo Yucuquimi, me anima a seguir adelante a resistir y a luchar, me exhorta pensar que hay una luz, una esperanza para nosotros y nosotras que nos acompaña para seguir peleando, y alzar la voz para visibilizar que no todo es Tezoatlán, Huajuapan, ciudad de Oaxaca, sino que son sus pueblos los que conforman al estado, somos muchos pueblos olvidados quienes continuamos la lucha de nuestros hermanos y hermanas a seguir por el reconocimiento de nuestros derechos”, puntualizaron.

Destacaron que “nuestras compañeras y compañeros vuelven a gritar al gobierno que existimos y que seguimos en pie de lucha por nuestro territorio”.

Además mandaron un mensaje a “todas la personas del país y pueblos originarios que hoy ven esto como un acto de rebeldía, decirles que nos manifestamos por defender nuestra dignidad y por nuestros pueblos que han sido olvidados en la oscuridad”.

Finalmente corearon: “¡Viva la dignidad y la libertad de los pueblos indígenas (originarios)!”, “¡viva Yucuquimi de Ocampo!”, “¡Nunca más un México sin nosotros!”,

“¡Nunca más un México sin Yucuquimi de Ocampo!”.