El festival internacional de cine que está teniendo lugar en San Miguel de Allende, Guanajuato, conocido como GIFF (Guanajuato International Film Festival), dio pantalla  a “Lorena, la de pies ligeros“, dirigida por Juan Carlos Rulfo y fotografiada por Hatuey Viveros.

Este documental dura 28 minutos y fue filmada en 2018 en español y en rarámuri, idioma hablado por las comunidades indígenas que habitan principalmente en la sierra chihuahuense.

El director, Juan Carlos Rulfo, hijo del reconocido escritor mexicano, estrena junto a Hatuey Viveros (foto), Valentina Leduc (edición), Leo Haiblum (música) y Alejandro de Icaza (sonido) una obra cinematográfica que tendrá su lugar en Netflix luego de que termine su gira por los festivales de cine.

Juan Carlos estudió cine en el Centro de Capacitación Fotográfica, una de las instituciones públicas donde se puede aprender cine en México. Con su tesis de carrera “El abuelo Cheno“, marcó el comienzo de su camino como director al exhibir su trabajo en varios festivales nacionales. Ha recibido apoyo del FONCA, de IMCINE y de las funcaciones Rockefeller y MacArthur.

El director es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA y ganador de la beca Guggenheim para la película El Sonidero.

Por su parte, la protagonista del corto documental, María Lorena Ramírez Nahueachi, se ganó la atención del país cuando apareció como ganadora del 21 ultramaratón de los Cañones en Guachochi, Chihuahua, su ciudad natal.

Lorena es maratonista, como muchos y muchas rarámuri que justo utilizan sus rarámuri (pies ligeros) para correr largas distancias a velocidades que atletas internacionales envidian.

En 2018, Lorena ganó el tercer lugar del Cajamar Tenerife Bluetrail, en la isla de Tenerife, España, donde recorrió con sus guaraches tejidos de vaqueta, su falda y vestido de lana el Parque Nacional del Teide, el segundo más alto de toda Europa.

Aquella vez anduvo 102 kilómetros sin detenerse.

En ese mismo año siguiente andaría sobre las gotas de la lluvia que caía a cántaros, con sus pies de pluma corriendo en el ultramaratón de Los Cañones, en Chihuahua, a través de las Barrancas del Cobre de la Sierra Madre Occidental. En este difícil y peligroso maratón se colgaría el segundo lugar.

Es por ello que en la obra “Lorena, la de pies ligeros“, dirigida por Juan Carlos Rulfo y exhibida ayer en el GIFF, se documentan las hazañas de una mujer que a sus 25 ha puesto los pies rarámuris en alto para el mundo de los maratones.