Texto: Jaime Guerrero.

El diputado Azael Santiago Chepi (Morena) planteó redireccionar el presupuesto educativo a fin de destinar mayores recursos a programas para la formación continua de estudiantes y docentes de las normales públicas, así como para la reconstrucción de la infraestructura.

Se requieren ampliaciones presupuestales para los programas de becas de estudiantes normalistas, de apoyos a los sistemas estatales de educación normal, de formación continua para el personal docente de las Normales Públicas y el Programa Nacional de Reconstrucción para la infraestructura física educativa, por un monto de 678.6 millones de pesos”, indicó.

En un comunicado divulgado por el Poder Legislativo, recordó que el pasado 31 de octubre la Comisión de Educación aprobó la Opinión del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020, para el ramo administrativo de esta materia.

Santiago Chepi propuso reducciones a los programas administrativos que contiene el proyecto de presupuesto donde se observan incrementos en áreas como la Unidad de Asuntos Jurídicos, de Seguimiento a Compromisos e Instrucciones Presidenciales y a la Coordinación del Servicio Profesional Docente, entre otras, orientando esto al gasto educativo.

Además, proyectó crear un fondo federal especial que garantice progresivamente recursos para la permanencia y continuidad de la educación superior, en cumplimiento a la reforma educativa recién aprobada.

Si fueran aceptadas estas propuestas, se podrían ver beneficiadas las 261 escuelas normales públicas de los 32 sistemas estatales que existen en nuestro país, así como los formadores de docentes que laboran en dichas instituciones educativas”, subrayó el también secretario de la Comisión de Educación.

En el documento, resaltó la importancia de reconstruir todas las escuelas dañadas por los sismos de 2017 ya que a la fecha sólo se cuenta con un avance del 59 por ciento de las escuelas censadas hasta el 2018.

Sostuvo que la cifra de escuelas dañadas aumentó debido a que en zonas marginadas, por la poca accesibilidad, no se hicieron censos y es hasta hoy que se cuenta con el reporte de esos nuevos planteles afectados.