Texto y fotografía: Diana Manzo/IstmoPress

Asunción Ixtaltepec, Oax., (pagina3.mx).- Carmen Rosales junto con otras mujeres zapotecas oriundas de este municipio que forman parte de la agrupación social “Yoó Beñe” que dirige Roldán Figueroa, cocinaron por primera vez sus guisos tradicionales en cocinas solares por iniciativa del proyecto “Cocineros solares” que dirige la activista Lorena Harp desde hace más de 15 años.

Con sabor a sol” deleitaron cada uno de los guisos que se prepararon en estas estufas solares elaborados con poliéster y myler, y el cual es totalmente sustentable, por que no usan leña y tampoco gas.

Estoy sorprendida con esta forma de cocinar, no se pierde el sabor ni la consistencia de los guisos, en este caso, elaboré carne de res a la mexicana, de ahora en adelante será mi nueva estufa, porque yo cocinaba con leña y ahora que me han contado que eso también le hace daño al medio ambiente, utilizaré esta cocina solar”, expresó Carmen, una de las beneficiarias.

Cocineros Solares”, proyecto que dirige Lorena Harp, ha entregado cerca de 100 hornos en esta zona del Istmo de Tehuantepec y su ayuda floreció a raíz de los sismos del 2017 como ayuda a las mujeres a cocinar sanamente y sin afectar al medio ambiente.

Otro de los guisos elaborados por las mujeres ixtaltepecanas fueron frijoles de olla, salsa de chicharrón, huevos con chorizo y el tradicional relleno de puerco, las beneficiarias quedaron sorprendidas de qué también se pueden cocinar pasteles y postres.

Cuando el señor Roldán nos dijo que nos enseñarían a cocinar con el sol nos imaginamos unos equipos enormes, pero vimos que es totalmente sencillo construirlos porque son un material transportable y fácil de armar, realmente es sorprendente el sazón que se obtiene, estamos muy contentas con esta donación de la señora Lorena Harp”, expresó Hayat López Santiago, beneficiaria.

Las primeras cocinas solares que se distribuyeron en Oaxaca fueron adquiridos por cocineras tradicionales del municipio de Tlacolula de Matamoros, una de ellas Bibiana Hernández Hernández quién ahora recorre localidades junto con Lorena Harp para que otras oaxaqueñas conozcan esta forma ecológica de cocinar sus alimentos.

Visitamos ahora Ixtaltepec para que más mujeres conozcan esta iniciativa ecológica, las cocinas solares se donan para que se usen, y ellas ya vieron que es fácil elaborar los alimentos, no les pide mucho tiempo pero lo mejor es qué cuidamos al planeta, no cortamos los arboles para obtener leña y tampoco usamos gas”, dijo.

Lorena Harp, activista y fundadora del proyecto “Cocinando con el sol”, explicó que surgió hace 15 años cuando conoció al inventor Roger Haines, quien les regaló la patente para poder ayudar a mejorar el medio ambiente sin perder el sazón tradicional de la cocina mexicana.

Como oaxaqueña llevé el proyecto a comunidades oaxaqueñas desde hace 15 años y allá las mujeres lo compraron como opción sustentable y les ha funcionado, pero a raíz del sismo las traje a los pueblos zapotecas e ikoots y seguimos donando estas cocinas, porque su precio en el mercado oscila en mil pesos aproximadamente, pero aquí decidimos donarlas y por fortuna vemos que los usan y están contentas de lograr guisos, inclusive hasta tamales pueden cocinarse”, explicó.

Por último, reconoció que lo que menos desea es que se dé un choque cultural pero no ha sucedido, pues las cocineras tradicionales no han perdido su sabor al cocinar en estas cocinas solares, al contrario han hecho conciencia del cuidado ambiental porque han dejado de usar leña.