Texto: Jaime Guerrero.

En medio de cuestionamientos al perfil de los y las candidatas y la falta de consenso para lograr las dos terceras partes de los votos requeridos, la Mesa Directiva del Senado de la República decidió postergar la elección del titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para el próximo jueves.

A pesar de que este martes vencía el plazo para designar al ombudsman nacional, los legisladores acordaron que aún no hay condiciones para obtener una mayoría calificada.

Por ello, los Senadores de Morena impusieron su mayoría y cambiaron el orden del día para no discutir de inmediato la elección del nuevo presidente de la CNDH.

La oposición acusó que solo buscan reunir votos para cumplir la decisión de imponer a Rosario Piedra Ibarra.

Fu el pasado 29 de octubre cuando las comisiones unidas de Derechos Humanos y de Justicia del Senado de la República aprobaron con 21 votos en favor, 4 en contra y 1 abstención el dictamen por el que se propone la terna de candidaturas para ocupar la titularidad de la CNDH para el período 2019-2024.

La terna está integrada por José de Jesús Orozco Henríquez, Arturo de Jesús Peimbert Calvo y María del Rosario Piedra Ibarra.

Desde el anuncio de la terna propuesta por el Senado, el legislador ciudadano Emilio Álvarez Icaza expresó su rechazo a las y los candidatos propuestos por las Comisiones de Derechos Humanos y Justicia.

Mientras la senadora Lucia Trasviña ha ponderado que Rosario Piedra sebe ser la titular de la CNDH, la también morenista Citlalli Hernández se pronunció en contra de la terna propuesta y abiertamente cuestionó la inclusión del Peimbert Calvo.

En una primera instancia, Piedra Ibarra recibió 59 votos; José de Jesús Orozco, 44 y Arturo Peimbert, 11 y hubo 5 abstenciones.

En una segunda votación, Piedra Ibarra obtuvo 67 votos; Peimbert Calvo, 48; Orozco Henríquez, 3 y hubo 1 abstención.

Desde un principio, Indira Rosales San Román del PAN, anunció que su fracción no votaría por Rosario Piedra Ibarra, porque “encontramos en ella un conflicto de interés” y vínculos con el actual partido en el gobierno, además de que en el pasado proceso electoral fue candidata a diputada por Morena.

Aún cuando la hija de la activista Rosario Ibarra tiene una trayectoria destacable, no podían “en ningún casoavalar su candidatura.

La morenista Martha Lucía Micher Camarena dijo que no podría apoyar a José de Jesús Orozco, ex magistrado electoral, porque participó en el presunto fraude de 2006 con el cual Andrés Manuel López Obrador perdió la elección contra el exmandatario Felipe Calderón Hinojosa.

Respecto a Peimbert Calvo, señaló que era un “misógino” y según diversas cartas que había recibido por parte de organizaciones feministas que critican al extitular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Lo mismo, en redes sociales, Peimbert Calvo ha sido exhibido por presunta violencia doméstica contra su ex esposa, enfrentar un juicio civil por incumplir sus obligaciones legales paternales con su primer hijo. El ex titular de la DDHPO, ha salido a medios de comunicación con entrevistas a modo y en redes sociales ha difundido videos de actores oaxaqueños que apoyan su candidatura a la CNDH.

Por lo pronto, Sylvana Beltrones Sánchez, senadora del PRI, consideró que los y las candidatas a presidir la CNDH son los perfiles “más adecuados” y fueron seleccionadas luego de un proceso limpio.

Los y las candidatas

Piedra Ibarra es integrante del Comité Eureka fundado por su madre, Rosario Ibarra de Piedra. Tiene maestría en psicopedagogía por la Escuela de Ciencias de la Educación; y licenciatura en psicología por la Universidad Autónoma de Nuevo León.

También fue candidata a diputada por el Distrito X federal por Morena y fue secretaria de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Nacional de este mismo partido. Se ha desempeñado dentro de la SEP como docente de los servicios de Educación Especial y como asesora técnico pedagógica de la Dirección de Educación Especial en el Estado de Nuevo León.

Peimbert Calvo fungió como titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca y ha sido criticado por su papel tendencioso al frente de la DDHPO y ofrecer dinero a organizaciones para atomizarlos en sus acciones contra el gobierno del entonces mandatario Gabino Cué Monteagudo.

Orozco Henríquez fue magistrado de la Sala Superior del TEPJF, subdirector de Derechos Humanos en la Secretaría de Bienestar Social del Gobierno del Estado de Tamaulipas desde 2017. Cuenta con un doctorado y maestría en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, en Derecho y Derecho Constitucional, respectivamente.

El pleno del Senado será el encargado de seleccionar al próximo presidente de la CNDH -quien suplirá a Luis Raúl González Pérez– con mayoría calificada, es decir, el voto de dos terceras partes de este órgano.