Fuente: El País.

Según el periódico El País, se ha diagnosticado en la ciudad de Madrid uno de los primeros casos de dengue por transmisión sexual en todo el mundo, esto en el Hospital Ramón y Cajal de la capital española.

La enfermedad usualmente se recibe por la picadura de un mosquito Aedes aegypti infectado con el virus DEN, de la familia Flaviviridae, causante de síntomas como fiebre, dolores de cabeza, dolor retroocular, dolores en las articulaciones y músculos, inflamación de lo ganglios linfáticos y erupciones en la piel de color rojo.

En casos menos frecuentes, la infección manifiesta hemorragias, gastritis, estreñimiento, náuseas, vómitos o diarrea.

En esta ocasión, el paciente español al que se le detectó la infección declaró que no había ido a zonas de riesgo donde habría mayor probabilidad de contagio; pero, por el otro lado, su pareja sexual sí, había estado en Cuba y en República Dominicana donde existe alto riesgo de contagio.

El paciente presentaba síntomas compatibles con el dengue, como fiebre alta, eritema cutáneo e intensos dolores“, dijo Santiago Moreno, jefe del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal.

El diagnóstico a priori fue confirmado mediante estudios de laboratorio, lo que abrió más incógnitas en torno al fenómeno clínico.

Hubo que hacer un detallado trabajo de investigación“, se buscó a la persona que, según Santiago Moreno “poco antes había presentado síntomas compatibles con el dengue tras regresar de viaje, pero que no había sido diagnosticado de dengue por los servicios sanitarios”.

La investigación también aseguró que no había presencia del llamado “mosquito tigre“, transmisor del dengue, en la residencia del enfermo ni en los lugares que frecuentan él o su pareja sexual.

La importancia del caso radica en que es el primero descrito (de transmisión de la enfermedad) en una zona sin mosquitos que puedan actuar como vectores de la enfermedad“.

Esta infección sería la octava solamente detectada en al Área Metropolitana de Barcelona, según registros de aquel país.

La investigación continúa, y es que aunque el dengue ha sido detectado en muestras de semen y flujos vaginales de personas infectadas, no había conclusiones que apuntaran a que pudiese haber transmisión del virus mediante este tipo de contacto.