En el Tercer Informe de Gobierno que tuvo lugar el 15 de noviembre de este año, en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa citó cifras muy alegres para vestir su discurso; no obstante éstas son un tanto irreales, algunas alcanzan a llamarse mentiras.

En este texto se desenvuelven las top 5 pronunciaciones más importantes que soltó el Gobernador en su Tercer Informe de Gobierno más a siniestra que a diestra. Enseguida de la cita, se presenta un análisis breve de lo dicho, el o la lectora tendrá que decidir si Murat Hinojosa dice o no la verdad.

Crónica de las mentiras del muratismo en el Tercer (des) Informe de Gobierno

1. “Hoy (Oaxaca) es el estado que más redujo la pobreza extrema en nuestro país”.

En 2018, el CONEVAL precisó en uno de sus informes lo siguiente: “Las tres entidades en donde se observaron los mayores incrementos en el porcentaje de la población en situación de pobreza entre 2008 y 2018 fueron Veracruz, Oaxaca y Colima“.

A su vez, mencionó lo siguiente: “Las tres entidades federativas que presentaron mayor reducción de este porcentaje fueron Aguascalientes, Hidalgo y Tlaxcala“.

Según datos del CONEVAL, en su más reciente medición de pobreza, bajo el apartado “Variación del porcentaje de población con un ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria a nivel entidad federativa entre el segundo y el tercer trimestre de 2019”, el estado de Oaxaca califica un sólido tercer lugar como el peor estado de la República en el indicador que más determina a corto plazo la llamada “pobreza extrema”. Y, además, entre el segundo trimestre 2019 y el tercero, Oaxaca vivió un incremento del 0.7%, del 60.3 al 61.

A finales del 2018, la misma institución generaría los resultados de la medición de pobreza en el estado. Con sus datos, Oaxaca alcanzaría el 69% de personas que no ingresan a sus familias más de la considerada “línea de pobreza por ingresos”, y de esos, 37.4% de personas, por su parte, no alcanzarían a ganar más que la “línea de pobreza extrema por ingresos”. Datos inmensamente preocupantes.

Pobreza 2018, Oaxaca.

Dentro de la Medición de Pobreza, Oaxaca, 2018, también del CONEVAL, donde se hace un análisis “abstracto” (o con datos duros) de la pobreza en el estado entre 2008 y 2018; específicamente el rubro de la “población en situación de pobreza” ha sufrido un significativo incremento del 61.8% que se vivió en 2008 y un 66.4% que se vivió en el cercano 2018, diez años después. Entre el 2016 y el 2018, un año de la elección de Murat como gobernador, el porcentaje vivió apenas un bajón de 4% entre 70.4 y 66.4.

2. “Este es el estado que pudo mantener un crecimiento sostenido de 3.9% entre los 5 estados de mayor crecimiento del país”.

Murat habla del 2018, cuando instituciones de medición de la economía midieron un crecimiento del 4.3% en el segundo trimestre del 2018, viniendo de una decaída fuerte del casi 6% en el tercer trimestre del 2017.

En el primer año del gobernador de Oaxaca en turno, se vivieron puras bajas económicas. En el primer trimestre 2017 la economía estaba en 0% de crecimiento; la caída fue de -5% el segundo trimestre, en el tercero -5.8% y en el cuarto de -2.2%.

Luego, en 2018, la administración económica de Alejandro Murat vivió naranjas y verdes en el semáforo económico de “Cómo vamos”, proyecto que utiliza los datos del INEGI y del ITAEE para generar estadísticas de crecimiento. Al primer trimestre del 2018 ganó 2% de alza, luego un máximo de 5.5% que bajaría a 4.9% y cerraría el año con 2.9% para pasar a este 2019 que ya va por noviembre.

En 2019, la administración de Alejandro entra nuevamente en números rojos con un primer trimestre negativo de -1.5% y luego otro bajón al -2.6% en el segundo trimestre, el cual ha sido el último medido, por lo pronto.

La suma de los porcentajes entre 2017 y 2019 nos traería un resultado negativo de -1.8%, sofocando al presunto crecimiento sostenido.

El semáforo de “México ¿cómo vamos?” mide en rojo al estado de Oaxaca respecto a crecimiento económico.

3. “Este es el estado que está entre los 10 más seguros del país”.

La que más pinta de mentira tiene es esta. En primera, Oaxaca hoy ocupa el lugar número 17 en todo el país de inseguridad, según el reporte de incidencia delictiva que presenta la Fiscalía General de Oaxaca. Ocupaba el lugar 21 en 2017, luego el 17 en 2018 y en el año presente.

No obstante, aunque pareciera que entre 2017 y 2018 hubiera una mejoría, no es así, la verdad es que otros estados empeoraron, no que Oaxaca haya caminado por la ruta correcta. En 2017, se contabilizaron en total 39 mil 401 carpetas de investigación iniciadas, para 2018 subió el número hasta 41 mil 985 y, este año, el primer cuatrimestre contó 14 mil 503; de seguir así, el estado tendría para fin de año 58 mil 12 carpetas.

En las variaciones porcentuales entre 2017 y 2018, el cuadro que proporciona la propia Fiscalía del Estado tiene cara de desmentir las sentencias del mandatario sureño en su Tercer Informe de Gobierno. El rojo indica variación negativa en los siguientes rubros delictivos:

4. “Este es un estado que ha mandado un mensaje claro para tener un gobierno eficiente en dos vías muy importantes, la primera: en contra de la corrupción.

El gobierno de Oaxaca ha sido detectado como el peor de todos los estados del país en transparentar recursos públicos. Esto determinó el Índice de Calidad de la Información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para su informe  de Gobierno del segundo trimestre 2019.

Este informe considera 3 componentes, determinantes para decidir si un estado anda bien o no en el fenómeno cancerígeno que el presidente Andrés Manuel López Obrador percibió como el peor problema de México y la vía correcta para mejorar: Gestión de proyectos (efectivo uso de la inversión), Coincidencia en Recursos Transferidos (diferencias entre lo recibido y lo ministrado) e Indicadores (inconsistencias en reporte presupuestario del Ramo 33).

Oaxaca aparece debajo de todos en este índice con un muy alejado del resto 47% de calificación.

el gobierno de oaxaca es el peor en transparentar recurso público4. “Cuando arrancó mi gobierno teníamos un 30% de abasto de medicinas. El día de hoy, a tres años de distancia, hemos podido mantener un abasto del 80% a 85% de manera constante”.

En julio de 2019, el 7, el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca Donato Casas Escamilla admitió que el abasto general de medicamentos era del 55%. Y aunque apenas era julio, la Secretaría de Salud y Servicios de Salud de Oaxaca nunca informaron de que esta cantidad se hubiese incrementado.

Solo hasta hace cuatro días que la Secretaría de Administración informó que el Gobernador fortalecía los Servicios de Salud con más de 51.6 mdp, previamente se había dicho que más de 2 mil 600 millones de pesos se dirigían en 2019 al abasto de medicamentos, equipo médico, modernización de unidades médicas, adquisición de ambulancias y unidades terrestres, entre otros, no obstante, el abastecimiento real a las instituciones de Salud nunca se comunicó.