Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Un grupo de 15 eurodiputados se sumaron a la exigencia de libertad para el defensor ambientalista Pablo López Alavez, detenido arbitraria y violentamente el 15 de agosto del 2010, cerca del Río Virgen, en su comunidad San Isidro Aloapam, Oaxaca.

El defensor indígena zapoteco se encuentra arbitrariamente privado de su libertad con acusaciones fabricadas de homicidio por haber denunciado la tala ilegal de árboles y exigir la conservación del bosque de su comunidad.

La detención de Pablo es considerada como un ejemplo de “la criminalización de la lucha social como consecuencia de la legítima labor de defensa de la tierra y el territorio”.

El grupo de eurodiputados se sumó a la exigencia de libertad para el defensor oaxaqueño Pablo López Alavez e instaron al Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal y del Trabajo del Décimotercer Circuito en San Bartolo Coyotepec a resolver el Amparo 511/2019 con los más altos estándares nacionales e internacionales en relación a garantías judiciales y con total independencia.

Enviaron una carta a las autoridades mexicanas para exigir una resolución judicial que otorgue la libertad inmediata del defensor de derechos humanos Pablo López Alavez, originario de San Isidro Aloapam, Oaxaca.

El defensor del bosque y el agua fue detenido hace más de 9 años de forma arbitraria, como lo han calificado expertos de las Naciones Unidas en la opinión 23/2017 del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria.

Expertos de las Naciones Unidas también han reconocido la existencia de un patrón particularmente preocupante de detenciones arbitrarias contra personas defensoras en México en represalia a su labor y en particular en el estado de Oaxaca.

En la misiva también expresaron su preocupación por la situación de riesgo de la defensora de derechos humanos y esposa de Pablo, Yolanda Pérez, como consecuencia de su labor de defensa y exigencia de justicia en este caso.

Cabe recordar que en 2017 su caso fue retomado por el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de las Naciones Unidas, mismo que emitió la opinión 23/2017, calificando la detención como arbitraria y pidiendo su inmediata liberación y reparación del daño.

Sin embargo, el año pasado López Alavez fue sentenciado a 30 años de prisión por el delito de homicidio, en los hechos de violencia registrados el 18 de julio de 2007 en San Miguel Aloapam, Ixtlán.