Texto: Jaime Guerrero.

Este miércoles, el diputado del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Horacio Sosa Villavicencio, notificó a la Diputación Permanente el acuerdo de designación del nuevo coordinador parlamentario de ese instituto político. Esa figura recaerá en el ex edil de San Bartolo Coyotepec.

A partir del próximo 15 de noviembre deja el cargo oficialmente, Laura Estrada Mauro.

Hasta la noche de éste martes, Sosa Villavicencio, del grupo político “Comuna-Oaxaca”, tenía la firma de 18 de 26 diputados y diputadas, entre ellos, disidentes a Estrada Mauro, que al final se quedó sola y sin lograr efectivos cabildeos y consensos con el resto de las fuerzas políticas del Poder Legislativo.

El ex edil de San Bartolo Coyotepec llegará al final -por acuerdos políticos con los grupos y tribus de Morena- con el respaldo 23 de 26 diputados morenistas. La oposición sistemática será de Othón Cuevas Córdova, Alejandro López Bravo y Luis Alfonso Silva Romo.

Sosa Villavicencio ya tiene el respaldo de Juana Aguilar, Magaly López, Timoteo Vásquez, Rocío Machuca, Emilio Joaquín, Leticia Socorro Collado, Fredie Delfín, Estrada Mauro, Migdalia Espinoza, Karina Espino, Delfina Guzmán, Mauro Cruz, así como de los disidentes a la saliente coordinadora Griselda Sosa, Pavel Meléndez e Hilda Pérez Luis.

La promesa de firma el acta está en Elena Cuevas, Arcelia López, Ericel Gómez, Inés Leal y Gloría Sánchez.

Para el segundo año de ejercicio legal, Sosa Villavicencio, llega más fortalecido que Estrada Mauro, quien exhibió falta de liderazgo y capacidad para lograr consensos con todas las fuerzas políticas para procesar asuntos legislativos.

En la última sesión extraordinaria, provocó que diputados de PRI, PAN, PVEM, PES, PT y hasta de la bancada Morena le hicieran vacío y con ello la falta de quórum para la suspensión de las dos sesiones extraordinarias en las que serían procesados el rechazó al veto que hizo el gobernador Alejandro Murat Hinojosa a ley orgánica del Tribunal de Justicia Administrativa y la elección del nuevo comisionado del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Oaxaca.

Convocó a sesiones extraordinarias sin el consenso de la totalidad de los diputados del PRI, PAN, PVEM, PES, PT y hasta de morenistas. Estrada Mauro ha sido señalada de nepotismo con el pago de honorarios a su esposo, cuñado, sobrina y más de un familiar así como una decena de colaboradores de su distrito que ha colocado en la dirección de comunicación social, uno es investigado por la Fiscalía por acoso sexual.

Por lo pronto, el pacto de grupos y tribus dará paso a que Sosa Villavicencio sea electo primero como Coordinador de Bancada de Morena en la LXIV Legislatura y presidente de la Junta de Coordinación Política.

Y es que el artículo 44 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo establece que la Junta de Coordinación Política se integra por los Coordinadores de cada Grupo Parlamentario y contará con un Secretario Técnico designado por el presidente. Será presidente de la junta por la duración de la Legislatura, el Coordinador del Grupo Parlamentario que por sí mismo cuente con la mayoría absoluta en el Congreso.

En el caso de que ningún grupo parlamentario tenga la mayoría absoluta la Jucopo será ejercida, en forma alternada y para cada año legislativo, por los coordinadores de los tres Grupos Parlamentarios que cuenten, al inicio de la Legislatura, con el mayor número de diputados y diputadas.

El orden del ejercicio de la presidencia será por acuerdo y se tomará por mayoría de votos de sus miembros hombres y mujeres presentes, mediante el sistema de voto ponderado, en el cual quien coordina representarán tantos votos como integrantes tenga su grupo parlamentario.

La Jucopo deberá integrarse a más tardar en la segunda sesión que celebre el Congreso al inicio de la Legislatura. La instalación de la Jucopo será mediante sesión que la misma celebre, la que será convocada por el coordinador del grupo parlamentario que ejerza la presidencia de la mesa directiva.

Pese a que Morena no tiene mayoría absoluta, el PRI permitirá que la presidencia de la junta de coordinación, siga recayendo en los morenistas aún cuando la ley orgánica establece que será rotativa. Por tanto, llegaran a un acuerdo político.