Texto y fotos: Salvador Cisneros
Este trabajo pertenece a Amapola Periodismo, se reproduce por aquí por medio de la Alianza de Medios de la red de Periodistas de a Pie. Encuentra la publicación original en el siguiente enlace: Los frutos de la Montaña en manos de Pancho.

Cochoapa el Grande. Pancho es un niño indígena na savi (mixteco) que disfruta internarse en el bosque a unos kilómetros de su casa para buscar fruta silvestre, leña o pasar el rato con sus amigos.

Es originario de San Miguel Amoltepec, región Montaña de Guerrero, una de las zonas más pobres del país.

Las carencias en las que vive Pancho con su familia no lo limitan para recorrer caminos, reconocer alimentos en el bosque o salir a las cinco de la mañana en busca de madera seca, para que su madre pueda preparar los alimentos que a diario comparte con su familia.

Pancho puede pasar tres o cuatro horas internado en el bosque caminando, jugando, trepando a los árboles, viendo cómo los árboles se desarrollan o muren.

En ocasiones se ha encontrado con tigrillos o serpientes, pero a él no lo espantan, está acostumbrado a convivir con la fauna de su pueblo; en todo caso, también sabe reaccionar ante cualquier peligro animal o humano.