Texto: Pedro Matías.

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) iniciará una jornada por la paz y el retorno seguro de los desplazados de la comunidad de Ojo de Agua, así como para exigir justicia por los asesinatos, la presentación de los desaparecidos y la libertad de los presos políticos.

La jornada se realizará el próximo martes 19 de noviembre porque desde el 2012 en que se firmó el Acuerdo de Paz y Concordia han sido asesinados 26 indígenas triquis, otros resultaron heridos y existen algunos desaparecidos.

De igual forma, demandaron que se instale inmediatamente una mesa de justicia federal donde participen dependencias como la Fiscalía General de la República, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la defensoría de los derechos humanos de Oaxaca y la Subsecretaría de DH de la Secretaría de Gobernación para dar seguimiento a los acontecimientos violentos en la zona triqui porque “la justicia no debe estar al servicio de la impunidad”.

Insistieron en que se firme el Acuerdo de Paz y que los tres poderes de gobierno nombren una comisión de interlocución para que dé seguimiento a los trabajos con los diferentes actores de la zona triqui.

A través de un comunicado exigieron al gobierno federal y estatal castigo contra los autores materiales e intelectuales del asesinato de Camilo Pérez Álvarez, líder natural de la comunidad de Ojo de Agua, ocurrido el 4 de abril del presente año.

También exigieron el esclarecimiento del asesinato de Raúl Martínez Aguilar, ex agente de policía municipal de la comunidad de la Cumbre Yerbasanta, que se detenga y se castigue a los autores materiales e intelectuales del artero crimen que atenta contra el proceso de diálogo para el Acuerdo de paz y concordia en la región triqui.

Además, repudiaron “enérgicamente que en este gobierno de la 4T se siga intimidando a nuestras comunidades con la presencia de los drones y la incursión de la guardia nacional a nuestro territorio como sucedió el pasado primero de noviembre aproximadamente a las 20 horas cuando ingresaron a la comunidad de San Miguel Copala, “exigimos que cese el hostigamiento”.

Recordaron que “como una organización con trayectoria de casi cuatro décadas de lucha y con mayor presencia en las comunidades triquis, nos preocupa que se esté propiciando un clima contrario para no firmar el Acuerdo de Paz y Concordia, por medio de asesinatos, condicionamientos y protagonismos oportunistas a partir del anuncio presidencial”.

No queremos más discursos queremos hechos, porque algunos actores declaran de estar por la paz pero en los hechos sus pistoleros siguen hostigando a nuestros compañeros de las comunidades que transitan en la carretera hacia la cabecera municipal de Santiago Juxtlahuaca; asimismo agrediendo a la comunidad de Cieneguilla y a compañeros militantes”, puntualizaron.

Finalmente convocaron a todos los actores de la región triqui a que asuman su responsabilidad con la nación triqui y “hagamos posible la firma del Acuerdo de Paz y Concordia”.

E hicieron “un llamado al movimiento social a que abonen el proceso de paz y se pronuncien para que todos los actores de la zona triqui actúen con responsabilidad ante la historia, decimos que ya basta de la guerra fratricida”.