Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- Los parquímetros divide a Morena. Impulsado por la bancada de Morena, con 29 votos a favor la LXIV Legislatura exhortó al Ayuntamiento del Municipio de Oaxaca de Juárez a no implementar la instalación de parquímetros en el municipio capitalino.

El Congreso local argumentó la experiencia de la administración de Ulises Ruiz Ortiz y porque actualmente la ciudadanía ha expresado su inconformidad y rechazo a los parquímetros.

La negativa al proyecto lo encabezaron concejales de Morena: el regidor Pavel Renato López Gómez, la regidora Tania Caballero Navarro y la síndica Indira Zurita Lara, quienes enviaron documentación al Congreso del Estado.

La arroparon diputados locales morenistas y este miércoles, simultáneamente cuando el cabildo capitalino -también morenista-, aprobó su Ley de Ingresos y contempló el proyecto, legisladores locales lanzaron el exhorto a la administración de Oswaldo García Jarquín, también emanado del artido Morena.

Votaron a favor, diputados de Morena, del PRI, PAN, PES, PVEM, y Mujeres Independientes.

El coordinador de los diputados del PT, Noé Doroteo Castillejos, salió del salón de sesiones en la votación.

En tribuna, la diputada de Morena, Laura Estrada Mauro, aseguró que no tiene sustento en el plan municipal de desarrollo.

Además, se desconoce la forma cómo se implementará el proyecto, quién o quiénes lo ejecutarán y, sobre todo, cuáles serían los costos a pagar por parte de las personas usuarias y el destino final de los recursos que se generen.

Asimismo, consideró que las calles de las ciudades no deben ser privatizadas.

A su juicio, la economía de las y los oaxaqueños no está para imponerles cobros por el uso de la vía pública.

Del mismo modo, señaló que los representantes populares electos por  el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena):

“Nos comprometimos a estar de lado de la ciudadanía, a transparentar nuestro actuar y sobre todo a no generar gravámenes injustificados”. 

En el documento aprobado se establece que en el ámbito social, dicho proyecto ha sido omiso en contemplar las necesidades y prioridades de la ciudadanía, se desconocen hasta el momento los análisis sociales, estudios de impacto, factibilidad, costos-beneficios del proyecto.

Agrega que la Ciudad de Oaxaca de Juárez adolece de muchos males continuos y complicados de erradicar como lo son bloqueos, seguridad, violencia, daños en vehículos estacionados en las calles, ambulantaje, basura entre otros que deben ser subsanados antes de la implantación de un proyecto que implica una contribución adicional a la población.

En el ámbito económico, a diferencia del sector público, debe considerar los ingresos y egresos de la ciudadanía para una recaudación proporcional y equitativa, ya que el dinero del cual se dispone no pertenece al ayuntamiento como tal.

“Esos ingresos deben ser ejercidos en beneficio a la ciudadanía, por lo que dicho proyecto no ha especificado los estudios de impacto económico a favor y en contra de la economía familiar de lo que residen, transitan y visitan la ciudad; esto sin mencionar la opinión de los comercios establecidos como restaurantes, bancos, escuelas, tiendas de artesanías, bares, entre otros; así como también bibliotecas, museos, mercados”.

Del mismo modo, que el proyecto no está incluido en ningún eje u objetivo del Plan Municipal de Desarrollo, ni en la Agenda 2030; lo que originaría el incumplimiento del principios más importante del desempeño gubernamental, que es la eficacia, el cual se define como el cumplimiento de los objetivos planteados y el logro de los resultados previstos.

Respecto al fenómeno de la corrupción, transparencia y rendición de cuentas, consideran importante la participación de la sociedad civil, especialistas en la materia, representantes de las cámaras de comercios, autoridades gubernamentales e integrantes del sistema Estatal de Combate a la Corrupción de Oaxaca.

También a las autoridades auxiliares del municipio y los comités de vida vecinal, para vigilar el proceso de licitación, los análisis y estudios económicos, sociales, de impacto ambiental, financieros y demás.

Las y los diputados de Morena recordaron en el documento que en el año 2006 se implementaron los parquímetros en la ciudad de Oaxaca de Juárez, pese a que previo a su colocación, la sociedad civil advirtió que no se hiciera toda vez que existían otras problemáticas que atender con mayor urgencia, aunado a que la economía no está preparada para ese tipo de políticas públicas, y en esa ocasión la sociedad rechazo y obligó al cese de dicha política pública.