Texto: Jaime Guerrero.

El riesgo en el traslado de gasolinas, principalmente de la terminal de Pajaritos, Veracruz, hasta Oaxaca, ha golpeado el costo del combustible al consumidor final de gasolina en las zonas que se abastecen de aquél punto de distribución.

Y es que el impacto económico que tiene el contratar seguridad puede oscilar entre los seis y 10 centavos por litro, estimó el presidente del Grupo de Empresarios Gasolineros de Oaxaca (EGEO), José Luis Ballesteros Melgar.

Así mismo, el robo de combustible en su traslado hacia las estaciones de servicio continúa presentándose en Oaxaca, sobre todo en las zonas cercanas a Veracruz, Puebla y hacia Salina Cruz, principalmente.

En ocasiones hay que trasladar el combustible con custodia, entonces, a parte del recorrido en kilometraje que se hacen de las terminales a las estaciones de servicio, hay que agregar el recorrido con custodia. Eso también es altamente relevante”, señaló al indicar que este costo extra podría ser una de las razones por las cuales algunas gasolineras de Oaxaca se ubican dentro de la lista de las estaciones de servicio con el combustible más caro en el país.

El robo de combustible en su traslado hacia las estaciones de servicio continúa presentándose en Oaxaca, sobre todo en las zonas cercanas a Veracruz, Puebla y hacia Salina Cruz, principalmente.

Toda esa zona del Istmo y Veracruz es bastante complicada. Pemex ha hecho un esfuerzo bastante grande para que cada quien esté lo más posible en sus propias terminales y no tengan que trasladarse”, señaló.

Al menos en los dos últimos informes realizados por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en el monitoreo “¿Quién es quién en los precios?“, Oaxaca ha repetido como punto en donde la gasolina regular y el Diésel es más caro.

En los últimos informes, cuatro de las diez estaciones de servicio de México con mayor margen de ganancia por litro de gasolina Magna, así como dos de las diez en Diésel, se ubicaron en Oaxaca.

No sé si en particular esas estaciones están solas y por ello están poniendo precios altos. Lo que puede influir en el costo son los fletes de la seguridad porque el combustible hay que trasladarlo con custodia, entonces, aparte del recorrido de las terminales a las estaciones de servicio hay que pagar seguridad y eso es altamente relevante”, sostuvo.

Otros aspectos, agregó Ballesteros, son los pagos de trámites o procedimientos administrativos que se tienen que realizar, por ejemplo, el Sistema de Administración de Seguridad Industrial, Seguridad Operativa y Protección del Medio Ambiente, que cuestan alrededor de 50 mil pesos por estación, monto que también es reflejado en el precio final de la gasolina y que tiene mayor impacto en aquellas estaciones de servicio que son más pequeñas.