Fuente: Aristegui Noticias.

De acuerdo a una investigación publicada el día de ayer en Aristegui Noticias, Inocente Fermín Hernández Montealegre fue responsable de “Pegasus” en la PGR al tiempo que se realizaron 46 ataques contra periodistas y activistas. Inocente es ahora subjefe de Inteligencia del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El general Inocente Fermín Hernández Montealegre fue designado subjefe de Inteligencia del Estado Mayor de la SEDENA, aparato de seguridad que supervisa directamente las operaciones del llamado Grupo de Análisis de Información contra el Narcotráfico, encargado de coordinar el operativo fallido que tendría consecuencias desastrozas en Culiacán, Sinaloa, al intentar capturar al hijo del Chapo Guzmán, Ovidio Guzmán.

Hernández Montealegre recibió su puesto el 24 de enero 2019, según el portal Nómina Transparente de la Administración Pública Federal.

Antes de esto, el funcionario de seguridad pública tendría el puesto de secretario de Seguridad Pública en el estado de Sinaloa, al que renunciaría el 1 de diciembre del 2018.

Y previo a ello, estaría a cargo del proyecto Pegasus de la entonces Procuraduría General de la República entre 15 de abril del 2016 y el 7 de junio del 2017, este proyecto funcionó desde su adquisición en el 2014, hasta su cierre en 2017.

Pegasus sería una herramienta del Estado de Enrique Peña Nieto para espiar a periodistas y activistas nacionales como Carmen Aristegui y su hijo, Daniel Lizárraga y Salvador Camarena. También Carlos Loret de Mola y otros tres abogados del Centro de Derechos Humanos “Agustín Pro Juárez”, entre otros y otras más.

Inocente dejaría su puesto como encargado de Pegasus para participar en el gobierno estatal sinaloense de Quirino Ordaz Coppel.

En el caso Ovidio Guzmán, el subjefe de Inteligencia del Estado Mayor y sus encargados realizaron omisiones, según ha documentado el sitio Aristegui Noticias.

Inocente debió comunicarle del complicado operativo que el Grupo de Análisis de Información contra el Narcotráfico estaba por realizar al secretario de la Defensa. Así como el teniente de caballería Juan José Verde debió decirle a Inocente que la operación había iniciado.

Esas dos omisiones plantaron un error clave en la comunicación de las instituciones de seguridad pública.

Encuentre más información en Aristegui Noticias.