Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN, OAX, (pagina3.mx).- Pobladores de Santa María del Mar, agencia municipal de Juchitán, lamentaron la cancelación del camino terrestre que tanto necesitan, pues desde hace 10 años se transportan solo por vía acuática.

Consideraron que ha sido la falta de diálogo entre autoridades y comunidades vecinas el motivo principal de la cancelación de la obra que construiría el gobierno federal.

Recordaron que por un conflicto con sus vecinos de San Mateo del Mar, desde hace una década carecen de entrada por tierra a su comunidad y solo es por vía marítima.

Asimismo, señalaron que esta situación ha ocasionado la interrupción de trabajos en la obra de la granja solar que construye la Comisión Federal de Electricidad en el sitio y que probablemente inaugurará el 31 de diciembre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

En el 2009, los pueblos Ikoots (huaves) de Santa María del Mar y San Mateo del Mar  tuvieron un conflicto violento por la disputa de mil 369 hectáreas.

Entonces, comuneros de San Mateo del Mar decidieron impedir el paso colocando una barricada a los más de mil habitantes de Santa María del Mar.

Desde entonces, su única vía de comunicación es a través de lanchas, donde viajan sin salvavidas, y en la comunidad tampoco cuentan con energía eléctrica.

Santa Maria del Mar camino
En suspenso el camino deseado por Santa María del Mar.

Señalaron que se enteraron de la cancelación de la obra por medio de un escrito emitido por las autoridades del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI).

La suspensión causó molestias entre la ciudadanía pero finalmente se consensuó y acordó que será el dialogo la única vía para lograr que las obras se reactiven en la comunidad indígena.

El agente municipal de Santa María del Mar, Gelasio Mateo Cruz, explicó que urge un diálogo de respeto con las autoridades y comunidades de los pueblos vecinos que son San Dionisio del Mar, San Mateo del Mar y Álvaro Obregón.

Se buscará que de conformidad se acepte la reactivación de la construcción del camino y al mismo tiempo permitan el ingreso de materiales para la construcción de la granja solar.

Dijo que es importante la granja solar que construye la CFE porque sin energía eléctrica tienen graves problemas.

En el tema de salud, explicó, las vacunas que llegan tienen que aplicarse todas porque no existe un sistema de refrigeración para guardarlas.

Además, en las escuelas tampoco hay avances en cuanto a la tecnología, todo está rezagado.

Respecto al camino, señaló que lo deja en manos de activistas y defensores comunitarios para que valoren que la única intención es tener una travesía digna.

Desde hace diez años tenemos que cruzar la laguna inferior para poder salir de la comunidad, lo cual representa un riesgo porque se han dado fallecimientos por la volcadura de la lancha.

“Nosotros no queremos esas obras para aprobar proyectos eólicos como se presume, nosotros solo deseamos y anhelamos, soñamos y queremos un camino digno para nuestras mujeres embarazadas que tienen que dejar la comunidad dos meses antes de dar a luz porque allá no hay un hospital donde se atiendan, y así tantas situaciones que nos privan y violentan nuestros derechos humanos”, resaltó.

El  camino que se canceló fue anunciado como un proyecto de carretera tipo “D”, que tendría una longitud de 18 kilómetros que conectará la agencia Álvaro Obregón, con Santa María del Mar, vía la barra Santa Teresa.

Sólo la realización de los estudios costaría 3 millones 755 mil 952 pesos, sufragados por el INPI.

El contrato fue firmado el pasado 30 de septiembre, mientras que en la granja solar que construye la CFE, el Gobierno Federal invierte cerca de 120 millones de pesos.