AMLO avión presidencial Oaxaca
El Presidente de la República aseguró otra vez que se deshará del avión presidencial.
Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El avión presidencial “no lo tiene ni Donald Trump (…) se vende, se renta o se rifa, pero yo no me voy a subir, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre”.

Así lo manifestó el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su gira número 12 por Oaxaca y ante el pueblo mixteco de San Antonio Sinicahua.

Al inaugurar el primer camino rural de los 25 se construyeron y que serán estrenados simbólicamente este fin de semana en Oaxaca, se refirió a la “polémica” que generó.

Por la mañana manifestó que el avión presidencial se podría rifar mediante seis millones de “cachitos” de 500 pesos en la Lotería Nacional.

Pues sostuvo que “ya se tomó la decisión de que se va a vender”.

Reconoció que efectivamente está costando venderlo porque “no lo tiene ni Donald Trump.

“Está evaluado en 2 mil 500 millones de pesos. Tiene capacidad para 280 pasajeros pero lo adaptaron para que puedan ser transportados 80.

“Eso sí, tiene salas de junta, restaurante, alcoba, es un palacio, es un ofensa para el pueblo”, argumentó.

Y agregó:

“No solo nos vamos a deshacer del avión, sino que lo que se obtenga va a ser para comprar equipo médico (…) entonces vamos a tener recursos.

“Y regreso el 20 de marzo porque vamos a inaugurar el Hospital de Especialidades en Tlaxiaco”, anunció.

En San Antonio Sinicahua inició una gira de tres días por Oaxaca para inaugurar 25 caminos rurales de los 108 frentes que se abrieron.

López Obrador visitó la región Mixteca en el marco del programa federal para pavimentar caminos a cabeceras municipales, impulsado por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.

Para este sábado se tiene contemplada la inauguración del camino de concreto hidráulico a Santos Reyes Yucuná y San Andrés Nuxiño.

El domingo dará el banderazo de los caminos de Santa María Tepantlali en la región Mixe y por la tarde el de Santo Domingo Xagacía, en la Sierra Norte.

Dio una lección de historia sobre las tres transformaciones del país que antecedieron a la 4T.

Explicó que después de la Independencia, la Reforma y la Revolución, regresó el “sistema opresor, injusto, de apoyo y benéfico solo para las minorías.

“Y lo mismo que en aquel entonces, se entregaron las minas, se privatizaron las empresas públicas, los bancos, los ferrocarriles, desaparecieron los trenes de pasajeros”.

Agregó que “hoy solo hay trenes de carga y están en manos de empresas extranjeras.

“Se avanzó en la privatización del petróleo y la industria eléctrica nacional, por eso la gente en 2018, hace poco más de un año, decidió por un cambio.

“Por eso hablamos de la 4-T, el movimiento desde abajo y entre todos”, precisó el Mandatario federal.

Luego lanzó la pregunta de ¿cómo es el movimiento?

Y procedió a responder que “lo primero es que no haya corrupción porque eso estaba destruyendo México.

Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes y el presupuesto público se quedaba en unas cuantas manos”.

Explicó que lo primero que hizo su gobierno “es no permitir la corrupción, cortar de tajo, y lo estamos llevando a cabo.

Se está erradicando la corrupción, vamos a desterrar la corrupción de México, me canso ganso”, dijo confiado en que lo cumplirá.

Consideró que “con eso, el presupuesto rinde y no hace falta aumentar impuestos, crear impuestos nuevos, decretar gasolinazos o aumentar la deuda”.

Como si aun estuviera en campaña, mencionó que “se robaban mucho y ahora se tiene presupuesto. Se han liberado fondos para el desarrollo”.

Además, “estamos bajando los sueldos de los de arriba para aumentar los sueldos de los de abajo y eso se llama justicia laboral.

“En 13 meses ha aumentado el salario mínimo, aumentó en 2019 el 16% y en este año 20%.

“¿Saben?, desde hace 40 años que no había aumento del salario mínimo así como en el tiempo que llevamos en el gobierno”, se congratuló.

Tampoco hay privilegios porque antes “se destinaban 6 mil millones de pesos solo para los altos funcionarios públicos, se estiraban a costa del erario público.

“Ahora hay que ir al ISSSTE o al Seguro Social o al  Insabi”, indicó pese a los señalamientos contra el Insabi.

También se refirió a que “los ex presidentes que tenían de pensión, cada uno, de cinco millones de pesos mensuales, se rayaban.

“Por eso algunos están enojados, pero ya se les va a pasar, se van a ir acostumbrando”, manifestó irónico.

En su informe a la población mixteca, dijo que “en 13 meses hemos hecho importantes cosas y se atiende a todos.

“Se respeta a todos, pero la preferencia se le da a los pobres y no es discurso, palabrería, (ni) demagogia”.

Para reafirmar su dicho se refirió a los “programas de Bienestar que están llegando a la mitad de todos los hogares de México.

“La mitad está recibiendo cuando menos un programa de Bienestar, pero en las comunidades pobres es el 95% de las casas.

“Y vamos a llegar al 100% donde viven los pobres, los marginados.

“Van a recibir todas las familias cuando menos un programa de Bienestar y ya estamos por lograrlo”, estimó.

Mencionó que al llegar a Presidencia se entregaban 1,160 pesos cada dos meses a personas adultas mayores y subió la ayuda a 2 mil 550.

Este año se aumentó porque se consideran 8 millones de adultos mayores con esta pensión y en pueblos indígenas es a partir de 65 años.

Lo mismo pasa en el caso de niños y niñas con discapacidad que tienen su pensión.

Se otorgan 11 millones de becas de preescolar, primaria, secundaria y preparatoria.

Quienes estudian en la universidad reciben 2 mil 400 pesos mensuales. Nunca se había llevado a cabo eso.

Y se están empleando a 900 mil jóvenes “Construyendo el futuro”, como aprendices en talleres.

Y ahora -dijo-, “yo vengo aquí para inaugurar el primer camino que se construyó y se termina en Oaxaca.

“Es el primero que tenemos de los 108 frentes que se abrieron, estamos trabajando en 108 caminos. Este fin de semana vamos a inaugurar 25.

“En el sexenio cumpliremos el compromiso de pavimentar todos los caminos a cabeceras municipales. De los 570 municipios de Oaxaca, calculamos 280; ahora ya menos.

Sobre las obras que se realizaban, comentó:

“Antes se entregaba la obra a una empresa contratista y tenía que dar un moche, un soborno, de ahí empezaba mal.

“(Así) ya no tenían ninguna responsabilidad y hacían mal las obras. No aguantaban ni las lluvias”.

Sin embargo, López Obrador resaltó la honradez de los pueblos originarios.

Ahora las obras se hacen “con la gente, con revolvedoras, y que el beneficio quede en la misma comunidad, que se dé trabajo.

“Que se logre un efecto multiplicador: dar trabajo, que quede el dinero del presupuesto en el mismo municipio para reactivar la economía y que la gente tenga su camino”.

“Por eso iniciamos este programa y para orgullo de ustedes no se podría iniciar en el país.

“Solo en Oaxaca hay condiciones inmejorables para entregarle a la autoridad su presupuesto y que con la asamblea decida y administre los recursos.

Eso solo podría hacerse en municipios de Oaxaca, basados en su cultura del tequio, la ayuda muta, la honestidad de las autoridades.

“En otros casos, como ya están echados a perder, ya nada más buscan los cargos para robar, pero aquí no es así.

“Se entrega el dinero y la asamblea y todos están cuidando que ese dinero se aplique bien y por eso podemos hacer estas obras bien hechas”.

Los funcionarios que manejaban estos programas decían que los campesinos no saben hacer un camino y son los mejores trabajadores en el mundo.

Adelantó que “vamos a ampliar el programa y si son 108 frentes, tienen que llegar 300 frentes.

“Van a hacer 300 caminos en todo el sexenio y va a haber trabajo”.

Aunado a ello, resaltó que en este año se va aplicar en Oaxaca el programa Sembrando vida, que dará empleos permanentes para la gente.

El Sureste no incluyó a Oaxaca en el 2019, donde se atendieron 500 mil hectáreas y se generaron más de 200 mil empleos.

Este año se ampliará a otras 500 mil hectáreas con 400 mil empleos; en Oaxaca sembrarán 75 mil hectáreas con trabajo a 30 mil sembradores.

Otro programa que se favorecerá es que todas las escuelas van a tener su propio presupuesto.

“No queremos intermediarios, nada de que yo soy de la organización campesina Emiliano Zapata o Lázaro Cárdenas; no, eso ya se acabó.

“Así no llega o llega incompleto, con moche, piquete de ojo, cada quien va a tener su tarjeta.

“Por eso se están construyendo 2 mil 700 sucursales del banco de Bienestar en todas la cabeceras municipales del país”.

Finalmente, resaltó que “aquí en las comunidades no hay problemas porque sus autoridades son honestas.

“Recomendamos que en el comité, el tesorero sea una mujer porque es más honrada que el hombre y al que no le guste, que se vaya a volar el avión presidencial”.

 



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA