Texto: José Ignacio De Alba. Fotos: Daniel Lobato
Este trabajo pertenece a Pie de Página, y se reproduce aquí por medio de colaboraciones con la Alianza de Medios de la red de Periodistas de a Pie. Encuentra la publicación original en el siguiente enlace:  Nuevas víctimas para un viejo movimiento

No se puede decir que esta sea la misma marcha que caminó hace 9 años. Hoy, hay nuevas víctimas y nuevas ciudades entraron a la fiesta de la muerte que recorre el país.

Tres Marías, Morelos.- La caminata de este viernes comienza entre los pinares que crecen a los 2 mil metros sobre el nivel del mar. El paso de varias horas es en descenso hasta la Ciudad de México.

Hace 9 años, cuando una caravana similar comenzó a caminar por el país sumando a su paso miles de testimonios de dolor, la capital y su zona conurbada no estaban entre las regiones protagónicas de la violencia. Pero en esta Caminata por la Paz llegan testimonios que retratan cómo la urbe vive una crisis de seguridad.

Son las mismas historias, con nuevos protagonistas. Elías Segura Moctezuma se enteró de que Javier Sicilia haría una nueva marcha, montó una maleta a su bicicleta y se puso a pedalear los 70 kilómetros de la Ciudad de México a Cuernavaca.

El hombre sujeta un manojo de papeles en el que trata de comprobar que el exjefe de gobierno (y ahora senador) Miguel Ángel Mancera) le fabricó delitos para meterlo a la cárcel y deshacerse de él. Asegura que fue después del caso News Divine cuando las autoridades de intentaron destruir su carrera. Convence a reporteros y platica su historia a los interesados. Dice que vino “porque sólo dándome a conocer obtendré justicia”.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA