San Pedro Comitancillo, Oax. (#página3.mx).- A pesar de qué protección civil regional asegura que son diez casas colapsadas de forma total por los sismos de 5. 3 y 4.9 ocurridos la noche del pasado viernes con epicentro en Ciudad Ixtepec Oaxaca , en el registro comunitario que lleva acabo la autoridad municipal de San Pedro Comitancillo son 350 personas las que han reportado tener afectaciones en sus viviendas y ahora son los patios los que se han convertido en dormitorios por miedo a las replicas que hasta este sábado suman 304 movimientos telúricos.

San Pedro Comitancillo tiene una población de 4 mil habitantes y es la alcaldía más afectada por los recientes temblores que se han generado en el Istmo de Tehuantepec después de los sismos del 2017 que dejaron casi 70 mil viviendas colapsadas en esta región oaxaqueña.

Casas de campaña, lonas y hasta techos de palma aguardan a los pobladores desde la noche del viernes cuando un fuerte ruido nuevamente les vino a agudizar la tranquilidad que de por sí ya no tenían porque sigue temblando.

Liliana Solórzano Osorio y sus dos hijos decidieron trasladar sus hamacas y su cama de yute (catre) al patio en dónde se ubica un refugio de palma que construyeron en comitancillo con el sismo del 2017 y que ahora nuevamente usaran para poder dormir debido a que su vivienda colapsó y por las replicas tienen miedo de ingresar nuevamente.

“Aquí nadie duerme dentro de su casa, los patios son los que usamos o bien nos juntamos entre vecinos y dormimos juntos, todavía tiembla aquí, se escucha un fuerte retumbo que nos asusta, entonces seguiremos aquí refugiados mientras vayan disminuyendo las replicas”, señaló.

Los damnificados lamentaron que la autoridad municipal hasta el momento no active ningún comedor comunitario por qué existe el temor de ingresar a sus viviendas por que están severamente dañadas.

“Por las noches personas solidarias de Ixtaltepec llegan y nos regalan pan y café, pasan casa por casa, pero de la autoridad no hemos visto ninguna ayuda, creemos que más bien andan preocupados por ver qué recursos llegaran como parte de la emergencia que vivimos”, indicaron.

Autoridades de la Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) junto con protección civil y jurisdicción sanitaria Istmo además de personal del Instituto de Educación Estatal Pública de Oaxaca (Ieepo) y protección civil municipal realizan un recorrido por los espacios afectados, hasta el momento dos escuelas presentan daños al igual que el centro de salud, el palacio municipal y la iglesia principal.

*Hacen un llamado a la solidaridad ciudadana

Mariana Alejandra Solórzano Cruz junto con otros jóvenes de la localidad han creado una brigada comunitaria donde han recorrido cada una de las viviendas y han dialogado con los damnificados, además han solicitado a través de las redes sociales apoyo para que la ayuda solidaria llegue sin esperar a que la alcaldesa María Francisca Antonio Santiago distribuya los apoyos que resguarda en sus oficinas.

La joven activista señaló que en los próximos días comenzaran a crear los comités de secciones y barrios a fin de colaborar con la ciudadanía principalmente en el tema de la ayuda para sus viviendas y también para reactivar la economía tradicional y de agricultura sustentable que es su principal fuente de ingreso.

Aseguró que con el llamado que han hecho a través de las redes sociales han recibido ayuda de personas de poblados aledaños como Juchitán e Ixtaltepec pero también se han interesado en ayuda de otros lugares como la capital oaxaqueña y la ciudad de México.

“Por ahora lo que necesitamos son víveres y también colchonetas y cobijas por el aire que sopla, aunque las autoridades aún no quieren dar la declaratoria por zona de emergencia las necesidades existen, entre más caminamos por los diferentes barrios más nos sorprendemos de los daños que causó este sismo y que vino a colapsar aún más las viviendas que presentaban daños menores”, añadió.

La zozobra regresó a este pueblo zapoteca donde espera pronto obtener los apoyos federales para continuar con la reconstrucción que de por sí quedó a medias por los apoyos recibidos por los sismos (7,19 y 23 de septiembre) del 2017.

 



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA