Texto: Gabriel Barcelos Sotomaior. Fotografía: You Tube.

En su conferencia matutina diaria el viernes pasado, el presidente de México declaró su solidaridad con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien ha estado en la cárcel desde abril del año pasado en Inglaterra. Fundada en 2006, la página web del activista australiano se ha dedicado a revelar varios secretos oscuros del gobierno de los Estados Unidos y otros países.

A López Obrador se le pidió que respondiera una pregunta del periodista de ZMG Hans Salazar, preguntando si podía expresarse de alguna manera sobre el arresto de Assange. El periodista citó el libro “México en Wikileaks. Wikileaks en La Jornada” (que traía consigo), donde el autor Pedro Miguel recopila todas las citas a México en los documentos revelados por Wikileaks. Entre los hechos revelados se encuentran la articulación del ex presidente Felipe Calderón con el gobierno de los Estados Unidos, tanto en el ataque a AMLO, en esto entonces en la oposición, como sobre la estrategia fallida de la guerra contra el narcotráfico.

Antes de comenzar a responder la pregunta, el presidente solicitó que le entregaran el libro en sus manos. En su respuesta, AMLO confirmó que la información aportada por el trabajo del periodista Pedro Miguel es verdadera:

“Aquí hay cables que se dieron a conocer cuando nosotros estábamos en la oposición, que hablaban de nuestra lucha y puedo probar que son ciertos, es decir, que lo que aquí se expresa obedece a la realidad de ese entonces, de relaciones ilegales, de actuaciones ilegales, ilegítimas, violatorias de la soberanía, contrarias a la democracia, a las libertades, lo que aquí se expresa.”

Después de esto, Obrador expresó su solidaridad con Julian Assange, mostrando desaprobación contra su arresto:

“Entonces, sí, lo hago, sí, manifiesto mi solidaridad y mi deseo de que se le perdone, y que se considere que al liberarlo, si él ofrece disculpas y si se le libera, va a ser una causa muy justa en favor de los derechos humanos del mundo. Es un acto de humildad de la autoridad que tenga que resolver sobre la libertad de este periodista, investigador, que logró extraer estos cables que revelan información de lo que sucedía entre gobiernos. Y no todo de lo aquí manifestado era legal, la mayor parte de las cosas aquí expresadas eran violatorias de la soberanía, de las libertades, repito, de la democracia.”

Entidades de todo el mundo han estado exigiendo la liberación de Assange y denunciando las graves violaciones de la libertad de prensa en su prisión. Este lunes, el Partido de los Trabajadores (PT), Brasil, de los ex presidentes Lula da Silva y Dilma Roussef, emitió una nota defendiendo su libertad. En noviembre de 2019, periodistas de 39 países publicaron un documento que destaca las contribuciones de Assange a la búsqueda de la verdad, condenando la arbitrariedad de su arresto:

“Nosotros, organizaciones de periodistas de muchos países, expresamos nuestro apoyo al Sr. Assange y Wikileaks. Creemos que el Sr. Assange ha hecho una contribución sobresaliente a la transparencia y la rendición de cuentas en las guerras de Afganistán e Irak, temas donde la transparencia y la rendición de cuentas han sido severamente restringidas por el secreto del gobierno y el control de los medios. Está siendo atacado por divulgar información que nunca debería haberse ocultado al público”.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA