MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

El próximo año habrá elecciones intermedias en Oaxaca para elegir diputados locales, federales y presidencias municipales por el régimen de partidos políticos.

La ley es muy clara al establecer el principio de paridad, es decir, 50 + 50 en todas las candidaturas y hasta hoy ninguno de los partidos políticos se ha preocupado por construir liderazgos de mujeres, mucho menos de capacitarlas.

A pesar de estar establecido en la ley desde el 2014 en que aumentó al 3% el monto de los recursos, de acuerdo a lo que recibe cada partido para sus actividades ordinarias, deben destinar ese porcentaje a la capacitación y liderazgo de las mujeres, ninguno ha cumplido con ese mandato llámese Morena, PRI, PAN, PVEM, PRD, PUP, Panal, jamás han rendido cuentas de dónde aplican esos recursos.

Nadie los fiscaliza.

Para este año hay un monto global aprobado por 159 millones 501 mil 684 pesos con 60 centavos de actividades ordinarias, mientras que para el liderazgo y capacitación de las mujeres es de 4 millones 785 mil 050.54 pesos que los partidos políticos deberían de cumplir formando mujeres líderes en sus institutos políticos, sin embargo, en cada elección las siguen utilizando de “relleno”, decidiendo al cuarto para las doce y casi adivinando del “tin marín…” a quién mandar en los municipios y/o distritos electorales.

No es posible que las mujeres que militan en cada uno de los partidos antes citados sigan permitiendo este tipo de arbitrariedades, es un derecho bien ganado en las urnas y en la lucha política de las féminas por la paridad, que no pueden tirar a la basura y exigir el cumplimiento a uno de sus dirigentes políticos.

Todos están cortados con la misma tijera, Morena con Sesul Bolaños López; el PRI con Jorge González Ilescas; el PAN con Natividad Díaz Jiménez; PRD con Raymundo Carmona Laredo; PVEM con José Antonio Estefan Guillesen y PT con Benjamín Robles Montoya, ninguno de estos ha cumplido en la aplicación correcta de los recursos para el liderazgo de las mujeres.

¿Saben ustedes en qué utilizaban los dirigentes de los partidos políticos estos recursos?

Chequen ustedes lo que estos “vivales” han hecho con la lana destinada al liderazgo de las militantes.

El uso que los partidos políticos le dieron al 2% autorizado en el 2008 para la capacitación política de las mujeres, fue para pagar la elaboración de mandiles, mochilas, pago de servicios de energía eléctrica, de agua, fumigaciones, pulseras, renta de locales, aguinaldos, lo que provocó una denuncia pública.

Posteriormente se reglamentó su uso sin que hasta la fecha se haya conseguido la fiscalización total del recurso. El balance, cuatro años después de la aplicación del 2 %, fue que los logros alcanzados con esta acción no rindió los frutos esperados en cuanto al número de mujeres en posiciones de poder, lo que se le atribuyó a la falta de rendición de cuentas.

En la reforma político electoral de 2014, el porcentaje aumentó, actualmente el 3% del gasto ordinario de los partidos políticos es para la capacitación, promoción y desarrollo de liderazgo político de las mujeres. En 2018, este recurso aún no se fiscaliza ni transparenta en buena parte de las entidades federativas.

Y en su acuerdo para el financiamiento 2020 para los partidos políticos, el IEEPCO señala: Que la Ley General de Partidos Políticos en el artículo 51, párrafo 1, inciso a), fracción V, establece que éstos deberán destinar anualmente para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres, el 3% del financiamiento público ordinario.

En virtud de lo anterior, el 3% del monto del financiamiento público para el sostenimiento de las actividades ordinarias permanentes que los Partidos Políticos deberán destinar durante el año 2020 para la capacitación, promoción y el desarrollo del liderazgo político de las mujeres, equivale al monto total de 4 millones 785 mil 050.54 pesos.

Así tenemos que en su gasto ordinario Morena gastará 58 millones 580 mil 312.97 pesos y en el rubro de mujeres tiene asignado 1 millón 745 mil 409.39 pesos. El PRI contará con 30 millones 694 mil 472.29 pesos de financiamiento ordinario y 920 mil 834.17 pesos. Acción Nacional recibirá 15 millones 343 mil 105.06 pesos y para mujeres tendrá un financiamiento de 460 mil 293.15 pesos.

El PRD recibirá 16 millones 229 mil 392.12 pesos de gasto ordinario y para liderazgo político de las mujeres tendrá un monto de 486 mil 881.76. El Partido Nueva Alianza, 11 millones 239 mil 924.21 pesos de financiamiento ordinario y 337 mil 197.73 pesos para las mujeres. Mientras que 10 millones 528 mil 706.20 de financiamiento ordinario serán destinados para el Verde Ecologista de México y 315 mil 861.19 pesos para capacitación política de las mujeres.

En tanto el  Partido del Trabajo se anota con 14 millones 95 mil 738.07 de financiamiento ordinario y 422 mil 872.14 pesos para las mujeres. Unidad Popular tendrá una bolsa de tres millones 190 33.68 pesos en financiamiento ordinario y 95 mil 701.01 pesos para liderazgo político de las mujeres.

De acuerdo a lo especificado por el IEEPCO, la asignación de los recursos se dio bajo los criterios del porcentaje de votos obtenidos durante el proceso electoral del 2017-2018.

 

Estos recursos deben convertirse en un estímulo para contribuir desde el interior de los partidos políticos al fortalecimiento de una democracia paritaria; que se incorporen mejores prácticas en el ejercicio del gasto y que la obligación de rendir cuentas sobre los recursos destinados al liderazgo políticos de las mujeres genere certeza financiera del recurso ejercido.

Una medida que ha buscado reducir la desigualdad entre los sexos en las relaciones de poder y el déficit de participación y representación de las mujeres ha sido la acción afirmativa como las cuotas que se han visto asociadas a reacciones de violencia política contra las mujeres, los partidos políticos además reproducen patrones de género que tienen por resultado la discriminación y la violencia, por otro lado, los avances legislativos han sido limitados por las resistencias de dichos institutos políticos.

No obstante, ha sido a través de estas medidas que la representación de las mujeres en la política formal ha aumentado, actualmente han logrado la paridad cuyos alcances aún no han sido valorados.

El siguiente ejemplo ilustra la magnitud de las desigualdades entre los sexos, desde el ámbito privado hasta el ámbito público se observan los roles tradicionales y estereotipos que limitan el desarrollo y la participación de las mujeres.

Una encuesta realizada por la UNAM, señala que el 23 % de las mexicanas piden permiso para trabajar; el 49.7 % para salir solas; el 50 % para salir de noche; el 52 % de encuestados opina que si una mujer estudia se vuelve rebelde (UNAM, 2017); y una buena parte considera que debe ejercer violencia en sus relaciones de pareja.

Por esa razón y por su importancia para los derechos humanos y el desarrollo sostenible, la ONU ha convertido la igualdad entre los sexos y el empoderamiento (autonomía) de la mujer en el  Tercer Objetivo del Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030).

No obstante que México tiene el índice más alto en América Latina en el derecho de Paridad en el ámbito legislativo, persiste una importante brecha de desigualdad política para las mujeres en todos los niveles de gobierno.

¿Hasta cuándo las mujeres militantes en cada uno de los partidos políticos seguirán permitiendo esos abusos?

De nada sirve que hayan ganado la paridad, si no reclaman sus derechos al interior de sus partidos políticos para ser candidatas competitivas, preparadas, con liderazgos, y seguirse conformando en ir de “relleno” solo para cumplir con la cuota de género, ese sigue siendo, lamentablemente, el papel de muchas mujeres en la política en Oaxaca.

Mujeres militantes de los partidos políticos, tienen el 2020 para exigir sus derechos y prepararse, no más sumisión, ni conformismo, porque sus dirigentes están felices si ustedes no reclaman nada.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA