Texto: Jaime Guerrero. 

Oaxaca. Oax. (pagina3.mx).- La titular de la Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicano (Sepia), Eufrosina Cruz Mendoza, reportó que concluida la primera etapa del proyecto “Mujeres abriendo caminos”, se detectaron retrasos estructurales en materia de salud e impartición de justicia, la prevalencia de los estereotipos que transgreden los derechos de las mujeres y la apatía de las autoridades.

El proyecto que tuteló la Sepia, fue realizado en coordinación con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), a fin de propiciar cambios culturales a través del fortalecimiento de las mujeres de comunidades indígenas y afromexicanas.

Concluida la primera etapa, destacó frente a la apatía de quienes imparten justicia, se les tiene que hacer un exhorto al Poder Judicial y a la Fiscalía General del Estado, frente a casos de violencia intrafamiliar y sexual que han sido denunciados ante un ministerio público omiso.

De acuerdo a Cruz Mendoza, el reto como sociedad e instituciones de gobierno es lograr la aplicación de justicia efectiva hacia las mujeres; no basta que el Ejecutivo haga su trabajo si la aplicación de justicia no llega de manera pronta hacia las mujeres de estos lugares.

Aclaró que en el cambio de estereotipos no se culpa a los hombres, porque nadie les ha dicho que hay un cambio en la forma de la convivencia desde el seno de sus comunidades. Lo urgente es sensibilizar a las autoridades y al sistema de justicia del Estado para que tengan un enfoque intercultural hacia las mujeres.

Para la titular de la Sepia, es fundamental que la Secretaría de Gobernación, reactive los refugios para mujeres que padecen violencia, porque una mujer cuando se atreve a denunciar no puede regresar al seno de la violencia. Se tiene que ayudar a la mujer y a sus hijos para no retornarlas a los lugares de violencia, por el contrario, se les tiene que dar seguridad emocional y física.

Respecto al modelo itinerante para la detección y prevención de la violencia de género, Cruz Mendoza, destacó que se visitaron 30 de los 40 municipios con Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, de los cuales 28 son indígenas y dos afromexicanos.

En estos lugares –dijo- se realizó una intensa promoción de los Derechos Humanos de las mujeres y la perspectiva de género a través de pláticas sobre violencia de género dirigidas a mujeres; formación a las Autoridades Municipales para el conocimiento de los Derechos Humanos de las mujeres, así como el acercamiento con los hombres de las comunidades para incluirlos en el análisis de las nuevas masculinidades.

También se realizó la detección temprana de casos de VIH-sida a mujeres y hombres, y se brindó apoyo nutricional a mujeres, sus hijas e hijos. En los casos del VIH, reveló que las zonas donde se detectó mayores casos fue la Sierra Norte, la Costa y el Istmo de Tehuantepec.