Uno de los temas que más le ha pegado a la ciudadanía de Huajuapan de León, es el asunto de la seguridad policiaca, y por lo mismo, el Síndico de procuración y justicia, Pablo Crespo de la Concha, sabe que sus elementos carecen de equipamiento y de apoyo en su profesionalización. De los 11 millones de pesos para el programa Fortaceg (fortalecimiento de seguridad pública), que se bajaba en el trienio de Luis de Guadalupe, se perdió por el puro descuido del Pablo Crespo.

Por esta circunstancia, la ciudadanía no siente tener un respaldo suficientemente fuerte  por parte de los elementos policiacos, pues se siguen robando un vehículo por día en la ciudad. Pero para el Síndico, Pablo Crespo, eso es mentira porque, según, tiene otros datos.

El robo a comercios es otro tema. Desde que entró la autoridad actual, el robo a establecimientos comerciales es nocturno y frecuente. Casualmente, quienes roban, según las cámaras de vigilancia particulares, son taxistas, quienes, de acuerdo a los vídeos, tienen una increíble facilidad para abrir candados y chapas.

El ayuntamiento municipal podrá presumir que tienen 11 cámaras de vigilancia en la ciudad, pero en efectividad, desgraciadamente, la ciudadanía no ve ningún resultado.

Por muchos convenios que el síndico municipal haya firmado con la Fiscalía y con el Comisionado municipal, lo cierto es que los rateros siguen trabajando con toda libertad. Como se ven las cosas, parece que los elementos tienen atadas las manos, ya que entre ambos, policías y delincuentes, se saludan amigablemente.

No hay que perder de vista que el director de la policía municipal es judicial, y como sabemos, el policía judicial siempre lleva tras de él, a un grupo de delincuentes que con toda impunidad, con toda libertad, pueden robar, asaltar y hasta matar, porque los encargados de cuidar a la población se coluden con ellos, como una forma de tradición.

Invitar a un judicial para estar al frente de la corporación policiaca, fue la peor torpeza de este ayuntamiento. Si Pablo Crespo dice que este tipo de policía ayuda a contener, es cierto, contiene, pero no combate.

En varias ocasiones se han reportado taxis robados, y la policía ha omitido esas búsquedas. Las pocas veces que han sido detenidos los ladrones, ha sido por parte de los afectados, y casualmente, resultan ser taxistas que tienen en su haber un voluminoso expediente en las fiscalías de otras entidades del país. Como sabemos, esos ladrones no trabajan solos, tienen padrinos, que muchas veces puede ser la misma policía municipal o judicial.

Lo más alarmante de todo esto, es que Juanita Cruz, la presidenta municipal de Huajuapan, desconoce en su totalidad lo peligroso que se está convirtiendo este municipio, el municipio que ella gobierna. Lo desconoce porque no le gusta leer, y por lo mismo, nunca ha leído los partes de la policía municipal, y tampoco nunca le ha informado su síndico municipal sobre esta situación.

Aquí es importante hacerse una pregunta. ¿Quién llevó a Huajuapan a Domiciano Cruz González, ―Judicial del grupo Fuerza de reacción inmediata (FERI)―, para nombrarlo Comisionado de seguridad pública? Por cierto, este señor casi nunca está ni visita Huajuapan.

Hay un Director de Seguridad (pero solo de adorno), es un espacio que concedió Juanita Cruz al Síndico Pablo Crespo, para que éste se lo otorgara a su primo Raymundo Barragán, quien realmente no tiene nada que ver con la policía municipal, porque es un auténtico florero. Estuvo en el periodo de Francisco Círigo pero dejó el empleo en muy malos términos.

Pero bueno, ¿quién llevó a Huajuapan a Domiciano Cruz? Para algunos ciudadanos, lo llevó Juanita, quien conoce su amplio y prestigioso curriculum que tiene con el mundo del hampa. Otros dicen que se lo impuso el mismo Fiscal del Estado, Rubén Vasconcelos. Otros más, aseguran que lo llevó Pedro Silva Salazar, esposo de la presidenta. Y otros más, que lo invitó un tal Vicente, esposo de la encargada de Sapahua (Sistema administrador de agua potable y alcantarillado de Huajuapan) que por muchos años fue el chofer de Pedro Silva Salazar.

La percepción de la gente, es que la ciudad carece de seguridad, ya que son frecuentes los asaltos y en las noches abren las cortinas de los negocios, se roban un carro diario, y durante el año 2019, se contabilizaron poco más de 30 homicidios. Desafortunadamente no hay datos oficiales sobre estos temas, pero son cuentas recopiladas por este comentarista.

En una entrevista de radio, el Síndico de procuración y justicia, Pablo Crespo dijo algo escandaloso: “cuando fui regidor de vialidad y seguridad pública en Huajuapan (con Procopio Martínez), se robaban un carro diario, pero hoy es diferente”, aseguró. Aquí habría que preguntarle al síndico: ¿porque esa coincidencia? ¿Porque volvieron los robos de autos en este su periodo de seguridad?

 

Twitter: @horaciocorro

Facebook: Horacio Corro

horaciocorro@yahoo.com.mx



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA