Texto: José Ignacio De Alba. Foto: Milenio. 
Este trabajo pertenece a Pie de Página/El el Camino, y se reproduce aquí por medio de colaboraciones con Medios Aliados. Encuentra la publicación original en el siguiente enlace: Western Union, la empresa más lucra con remesas de migrantes 

El gobierno mexicano expuso a las empresas que lucran con la principal fuente de ingresos al país. Son empresas financieras han que han amasado fortunas a costa del trabajo de los migrantes, pero también son usadas por el crimen organizado, aseguran especialistas

Las remesas que llegan desde Estados Unidos son la principal fuente de ingresos de México. Sólo el año pasado más de 35 mil 500 millones de dólares entraron al país por este concepto. Pero detrás de las cifras, las empresas de transferencias de dinero se cuelan como grandes ganadoras.

El titular de la Procuraduría del Consumidor, Ricardo Sheffield, explicó que la dependencia analizó las comisiones que cobran las empresas financieras desde tres puntos de Estados Unidos: la Costa Este, Centro y la Costa Oeste.

En todos los sitios la empresa Western Unión fue calificada como la peor, por cobrar las comisiones más altas.

En la conferencia matutina del presidente, Sheffield ejemplificó: si en la Costa Este alguien deposita 300 dólares por medio de Banorte (el banco que cobra menos comisión) entregaría en México 5 mil 625 pesos, mientras que Western Unión daría 5 mil 326 pesos con 81 centavos.

El funcionario expuso que los bancos y empresas de transferencias financieras con las comisiones más altas son: Western Union, Banco Inbursa, Xoom, Money Gram, Remitly, TransFast, Banco Azteca, BBVA de Bancomer y Santander.

Empresas usadas por grupos criminales

Martha Sánchez Soler, coordinadora del Movimiento Migrante Mesoamericano, asegura en entrevista que empresas como Western Union y MoneyGram no sólo son utilizadas para que las familias de migrantes reciban dinero.

Grupos criminales, advierte, también las usan. A través de ellas cobran extorsiones o, incluso, son utilizadas para hacer pagos de secuestros y lavado de dinero.

“Estas empresas no tienen ningún filtro, lo único que piden es que se identifique la persona que está depositando”, apunta.

La activista cuenta que el Movimiento Migrante Mesoamericano ha pedido a las autoridades mexicanas que sean más estrictas los controles para hacer las transferencias.

“Pero estas compañías tienen un lobby muy fuerte con gobierno”, lamenta.

Las tiendas Elektra, de Grupo Salinas, son los principales establecimientos de Western Union y Money Gram en el país. Sólo en México, WU tiene 26 mil localidades para cobrar depósitos.

La socióloga especializada en migración, Amarela Varela, asegura por su parte que estas compañías “hacen un extractivismo de las vidas y de las economías de los trabajadores migrantes”.

Varela reprocha que el gobierno del presidente López Obrador considere a los migrantes como “héroes”, pero carezca de un plan para proteger las economías de estas poblaciones.

En entrevista telefónica, la académica de la Universidad de la Ciudad de México dice que el gobierno podría regular a estas empresas o tomar el ejemplo de Ecuador: ese país sudamericano convirtió al banco nacional en el principal transmisor de remesas, con comisiones muy bajas para los migrantes.

Internet, la opción

Sheffield aseguró que las empresas llamadas Fintech ofrecen los mejores precios cambiarios y las comisiones más bajas, en comparación con las empresas tradicionales.

Las empresas Fintech son aquellas que ofrecen productos y servicios financieros usando tecnologías a partir de internet.

El funcionario presentará un informe mensual sobre las empresas de servicios financieros que cobran más comisiones a la gente que envía dinero desde Estados Unidos.