Texto: Rubén Mújica

El nuevo Presidente Interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, con retraso de 3 horas se presentó en la Plaza de la Danza. El organizador de esta Asamblea Informativa, Salomón Jara Cruz ratificó sus dotes de experto acarreador de mesnadas populares. Ramírez Cuéllar tal vez aturdido por el escándalo de matracas y gritos de grupos clientelares de Jara, no calibró las prácticas “políticas” propias del priismo congénito de los “grillos ” oaxaqueños. Fueron continuos los grupos de ciudadanos de origen humilde, muchos ignorantes de la trayectoria de Ramírez Cuéllar y del propósito de la Asamblea, que fueron llevados para vitorear a ¡quien fuera!, por sus “pastores” que dotados de celular informaban de su arribo a la Plaza de la Danza. En la larga espera los “animadores” del evento saludaron a los Representantes populares, diputados locales o federales y Presidentes Municipales que aportaron su “cuota” de ciudadanos, de dudosa  militancia en Morena. Por cierto destacó la ausencia del Presidente Municipal de la capital oaxaqueña Oswaldo García Jarquín que presume ser Moreno y era obligado anfitrión.

Jara, eufórico, dio la bienvenida a Ramírez Cuéllar y remachó su militancia al lado de AMLO, con los gritos de aprobación del auditorio en que destacaban los grupos istmeños, promovidos por sus seguidores, contlapaches tradicionales. Mientras un maestro de ceremonias  también istmeño, torpe y repetitivo tartajeaba saludos a todos los destacados militantes, deseosos de la foto con el Presidente Interino de Morena.

Jara en su apresurado mensaje presumió nuevos conocimientos ideológicos….de primaria. Mencionó que Morena después del triunfo de julio 2018 y con Yeidckol Polevnsky, por cierto favorecida por Peña al perdonarle pagar impuestos por 16 millones de pesos y la misma Yeidckold a la que apenas hace pocos días Jara acompañó en una de sus reuniones,  Yeidckold, dijo Jara en pésima comparación había convertido a Morena en versión política que analizó José Revueltas.

Este revolucionario en su célebre libro “Un proletariado sin cabeza” se refirió al Partido Comunista Mexicano, entonces Revolucionario. Morena es un partido con una ideología y un Presidente de la República Reformista. Simple desbarrada, otra más, de Jara en su intento de presumir de estudioso de la historia política nacional.

Ramírez Cuéllar fue breve. Se comprometió en su interinato rescatar a Morena de los interminables pleitos internos que desanimaron e indignaban a la militancia, mientras el Presidente AMLO lucha a brazo partido contra la oposición y sus  mensajes falsos que confunde a la población al divulgar que no existen medicinas para niños con cáncer, cuando si hay para atenderlos.

Esa perversa oposición miente al negar la importancia del INSABI que justifica la desaparición del Seguro Popular que se hundió en la corrupción y el abandono de las familias pobres especialmente las familias indígenas que ahora contarán con medicinas y atención medica gratuitos. Pésimo que la burocracia del Sector Salud en Oaxaca, algunos ejemplares de corrupción destructiva, niegan esas medicinas al pueblo.  También miente la oposición al desinformar sobre Programas del Nuevo Gobierno como los de ancianos, Jóvenes Construyendo el Futuro y todos los demás. 

Fue preocupante que ahora cuando arrecian los ataques de la oposición cerril, en que se inscriben todos los gobernantes priistas, panistas y el perredista michoacano Aureoles, Ramírez Cuéllar no convoque a todos los Comités Ejecutivos de Morena del país a salir a las calles de las capitales de todas las entidades a respaldar a AMLO y ratificar que el pueblo aprueba mayoritariamente al Presidente que eligió con 32 millones de votos.

¿Acaso Ramírez Cuéllar padece miopía política al ignorar la importancia de una Convocatoria Nacional para que Morena tome las calles del país? “Lula” Da Silva acaba de conminar a su Partido del Trabajo que cumplió 40 años de fundado, con una frase candente, tajante. “Si no tomamos las calles, estamos perdidos”. Quien no estudia la historia la repite horrendamente.

En el templete estuvieron ausentes los tres Yeiddicklitas del moribundo e inexistente Comité Ejecutivo Estatal como Ericel Gómez Nucamendi.

Al concluir la Asamblea Informativa, un grupito que rodeó y abrumó a Ramírez Cuéllar voceaba. “Salomón, Gobernador”. Pero en la capital grupos de jóvenes que dicen ser enviados por Jara invitan a refilarse o afilarse a los ciudadanos. Uno de esos jóvenes, desalentado, comentó. “Está muy duro. No quieren dar sus datos”. ¿Por qué preguntaba un Moreno de cepa esa negativa? ¿Qué espera a Morena en las próximas elecciones oaxaqueñas sin AMLO en la papeleta electoral? 



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA