Pedro Matías

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Con una marcha y un mitin frente al Palacio de Gobierno, los habitantes de San Pedro Quiatoni exigieron al presidente Andrés Manuel López Obrador que cancele las concesiones mineras si es que en verdad apoya a los pueblos indígenas y no solape los gobiernos corruptos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto porque “esos malagradecidos se hicieron ricos vendiendo nuestras tierras”.

Y es que 11 mil 623 hectáreas del territorio comunal de San Pedro Quiatoni ha sido concesionada a las empresas mineras Don David Gold México S. A. de C.V., la compañía Minerales del Prado y Desarrollos Mineros San Luis, subsidiarias de la empresa minera estadounidense Gold Resource Corp (GRC).

Detallaron que las concesiones mineras otorgadas a estas empresas mineras son: Lote minero San Carlos; Lote minero San Miguel fracción 1; Lote minero San Miguel fracción 2; Lote minero Río Minas; lote minero San Luis; Lote minero Sofi; Lote minero Correcaminos y lote minero El Águila.

En el mitin, el comunero Simitrio Ruiz, representante de la comunidad afirmó que el 13 de febrero 2020 es una fecha histórica porque hemos decidido emprender la lucha contra el gigante y porque es el día que San Pedro Quiatoni despertó para iniciar una lucha por sus derechos.

Adelantó que “hoy se presentó una demanda de amparo ante el Poder Judicial Federal para defender a su comunidad evidenciado todas las violaciones a sus derechos fundamentes como pueblos originarios y exigir el cese de las actividades de extracción de recursos minerales en su territorio.

“Sabemos que nos enfrentamos a un monstruo empresarial transnacional, pero haremos valer nuestros derechos con toda la dignidad y valentía que nos caracteriza como pueblos originarios”, añadió.

Antes de terminar, hizo responsable de cualquier agresión, amenaza e intimidación contra la comunidad indígena y agraria de San Pedro Quiatoni a la empresa y sus aliaos porque saben de lo que son capaces.

La marcha salió del mercado Las Flores rumbo al zócalo de esta capital y durante el recorrido los comuneros advirtieron: “No nos vamos a dejar, sea como sea, ya estamos decididos, esta es la voz del pueblo, no nos damos por vencidos”.

Al dirigirse a la ciudadanía les aclararon que “nunca venimos a molestar, pero ahora sí nos estamos manifestado. Ahí esta la mina, llevan 10 años. No queremos recibir su dinero, lo que queremos es que no sigan contaminando nuestros recursos naturales”.

Confiados en el actual gobierno de López Obrador manifestaron que “por primera vez le pedimos al gobierno federal que le haga caso al pueblo que no sean como los gobiernos anteriores, corruptos, que se hicieron ricos esos malagradecidos, esos que vendieron nuestras tierras”.

“Amlo, que apoya a los pueblos indígenas, le pedimos que nos escuche y que se retiren esas empresas mineras extranjeras porque ya no los queremos en el pueblo”.

Otro insistió en que “sabemos que vamos a causar molestias a la ciudadanía pero no nos dejan otra forma que protestar. En este ocasión nos sentimos obligados. Tenemos 10 años que una empresa nos esta robando llevándose los recursos naturales y contaminando el agua”.

Los comuneros con sus pancartas y comentarios pidieron que “el señor gobernador Alejandro Murat clausure esas empresas. Ya estamos cansados. Esta lucha apenas empezó. Vamos a seguir día y noche cueste lo que cueste”.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA