Desde el pasado 2 de febrero el Senado de República cuenta con un particular huerto. Está compuesto por 32 plantas de mariguana. Se encuentran frente a la entrada principal del recinto legislativo y a unos cuantos metros de las avenidas Reforma e Insurgentes, en la Ciudad de México.

El cultivo contiene plantas de Cannabis Sativa Sativa y Sativa Indica. “El objetivo del huerto es con fines educativos y para ilustrar que las plantas, así como los usuarios, no son un riesgo para las personas, además es enviarle un mensaje al gobierno de que no los necesitamos para el autocultivo, porque lo que queremos es nuestro derecho a la libertad de sembrar y consumir”, dijo Pepe Rivera, integrante del Movimiento Cannabico Mexicano, quienes desde hace una semana mantiene un plantón, llamado 4/20, frente al Senado de la República.

Se trata de la sexta plantación de plantas de mariguana que este Movimiento realiza en la ciudad. En total han plantado 63 plantas, principalmente en el Ángel de la Independencia y el Senado de la República. Fueron ellos también los que regalaron, el pasado 23 de enero, una flor de cannabis hermafrodita que bautizaron como Esperanza a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

El pasado 14 de agosto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le pidió al Congreso de la Unión reglamentar el uso de mariguana medicinal luego que la familia de un menor de edad, con epilepsia, solicitara la intervención del máximo tribunal de justicia para permitirle el consumo de un tratamiento hecho a base de cannabis.

“En ausencia de las normas que regulen el uso terapéutico de la mariguana, se imposibilita a acceder a un tratamiento con base en esta sustancia o cualquiera de sus derivados dentro del país; situación que, inevitablemente, resta eficiencia a su derecho a la salud”, dijo la Corte en relación a este caso.

Por ese motivo la SCJN le solicitó al Senado tener listas las nuevas reglas de consumo a más tardar a finales de octubre de 2019. El plazo, sin embargo, no se cumplió, por lo que el Senado solicitó una nueva prórroga, misma que fue concedida -de manera excepcional y por única ocasión- “para atender la complejidad de la materia”, pero la Corte fijó como nuevo plazo el último día del periodo ordinario de sesiones del Congreso que vence el 30 de abril de 2020.

El Movimiento Cannabico Mexicano plantea 4 puntos que van más allá de la regulación de la cannabis con fines medicinales.

1.- Cultivos individuales y asociados sin fines de lucro: privados y sin límite de plantas para uso personal.

2.- No criminalizar y no limitar la posesión de cannabis para uso personal, sin fines de lucro o comercio.

3.- Consumo seguro y tolerado; un trato igual a fumadores de tabaco y espacios de consumo social privado con reducción de riesgos.

4.- Un trato digno, una ley basada en la ciencia, ética y con derechos humanos que no discriminen, pero que además reconozca y defina claramente el consumo responsable para el uso personal adulto.

“Lamentablemente no hemos escuchado respuesta de los senadores a nuestras demandas. Lo que vemos es que quieren aprobar una ley exprés para aventar la bolita a los diputados”, aseguró Pepe Rivera, mientras algunos de sus compañeros recolectaban firmas en las inmediaciones del plantón a favor de los 4 puntos planteados y otros forjaban un par de cigarrillos de cannabis que luego encendieron, ante la sorprendida mirada de los visitantes que este jueves acudieron al Senado.

“La Suprema Corte (de Justicia) ya definió que el consumo de cannabis no es un problema de salud individual, social o para el orden público. Si eso ya se definió lo que estamos pidiendo es que regulen lo que se les indicó que es básicamente regular un acceso responsable a la planta de cannabis”, dijo Pepe Rivera.

Leer más: https://www.animalpolitico.com/2020/02/mariguana-senado-plantas-movimiento-cultivo/



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA