Acusan a morenistas y priistas de cerrar el Congreso para blindar irregularidades de Murat
Texto: Jaime GUERRERO

Los grupos parlamentarios del Partido del Trabajo y diputadas de Mujeres Independientes acusaron que la suspensión de las sesiones ordinarias, pese a la contingencia sanitaria decretada por las autoridades de salud a causa del virus del COVID-19, obedece presuntos acuerdos entre el PRI y Morena para blindar al gobierno de supuestas irregularidades.

Con la bandera de apoyar a la población más vulnerable y dar respuestas a quienes están arriesgando sus vidas ante la contingencia del COVID-19, reclamaron apoyos y recursos para diversos sectores.

En conferencia de prensa, al culminar las sesiones ordinarias y la extraordinaria, el coordinador de los diputados locales, Noé Doroteo Castillejos, afirmó que hay mucha gente que vive al día, que vive en el comercio informal, familias enteras que tienen que salir a trabajar para tener ingresos para sus alimentos y ante ello el Congreso local no debería tomar una actitud de irse a encerrar cobrando su salarios desde su comodidad y dejar a las familias más pobres, desprotegidas.

De pretender seguir con las sesiones para utilizar la tribuna con fines personas y grupales, evitó polemizar.

El diputado petista César Morales Niño insistió en demandar al Gobernador una explicación de los sucedido en el hospital de Tlaxiaco.

Reclamó que el gobierno de Oaxaca no firme el convenio de adhesión al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para que exista la coordinación institucional para la atención de la contingencia y denunció que obedece a que Oaxaca adeuda 9 millones de pesos al sector.

Demandó que el titular de la INSABI, dada la contingencia sanitaria, libere los recursos federales que le corresponden a Oaxaca en el actual ejercicio fiscal.

Serrano Rosado, a quien al seno de la Junta de Coordinación Política la señalan de asumir esa posición por fines personales y de reclamo a sus gestiones de diputada que no se han cumplido, demandó un Plan de Emergencia Estatal que incluya medidas sanitarias de detección de casos infectados, un registro exacto y medidas de contención y apoyo familiar, los cuales ya han sido establecidas por el gobierno federal y estatal.

Las diputadas y diputados debemos asumir la responsabilidad de cumplir con el compromiso de legislar en beneficio de la ciudadanía oaxaqueña, dar respuestas puntuales a la encomienda que nos dio el pueblo oaxaqueño y seguir con el ejemplo del licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, así como del personal del sector salud que ha hecho frente a la contingencia, aún a pesar de la falta de insumos y material médico”, justificaron.

Afirmaron que la gente no necesita que la diputación no se refugie espantados en sus casas, debemos hacer frente a la contingencia.

Morales Niño insistió que el Titular del Poder Ejecutivo del Estado a la brevedad posible firme el convenio de adhesión con el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) para que exista la coordinación institucional necesaria para la atención de la contingencia.

Lo mismo, que el titular del INSABI, dada la contingencia sanitaria, libere los recursos federales que le corresponden al Estado de Oaxaca, en el presente ejercicio fiscal, para la atención de los servicios de salud. 

De la misma forma, señalaron sobre el abastecimiento del agua a las y los oaxaqueños, sobre todo porque el vital líquido es indispensable para llevar a cabo una de las principales medidas de prevención para evitar el contagio del COVID-19, consistente en el lavado frecuente de manos.

Serrano Rosado se justificó con la atención de los casos de feminicidios y de violencia que día con día enfrentan las mujeres.

De la misma forma, la inseguridad  “porque cuando existe poca gente circulando en las calles de la entidad oaxaqueña, esto es aprovechado por los delincuentes para realizar robos, asaltos, entre otros ilícitos, como lo fue el caso de violencia que sufrieron unos comensales en un puesto de comida situado frente a la estación de autobuses ADO, en la capital oaxaqueña, y los actos de rapiña cometido por un grupo de personas en la tienda de autoservicio ‘Chedraui’ ubicado en el Municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, Oaxaca”.

Así, los petistas y la legisladora de la autollamada bancada de Mujeres Independientes, insistieron que la legislatura local de Oaxaca siga sesionando porque deben de seguir funcionando los tres poderes, el ejecutivo, legislativo y judicial porque cada uno sirve de contrapeso de los otros.

En contra parte, congresistas de Morena también ofrecieron otra conferencia de prensa en la que justificaron con un similar discurso que expuso en tribuna el presidente de la Junta de Coordinación Política, la suspensión de las sesiones

Como congreso del Estado, estamos preocupados por el bienestar del pueblo de Oaxaca. Hacemos eco de las recomendaciones sanitarias de tomar la sana distancia y de cancelar todas las reuniones públicas que trasciendan a más de cien personas y es el caso del Congreso del Estado”, explicaron las y los legisladores, en voz de su vocero, Pavel Meléndez Cruz.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA