MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

¡Qué escándalo!

Para nadie es un secreto la protección que el Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (COBAO) a cargo de Rufino Olea González y hasta el propio director general, Rodrigo González Illescas han hecho al encubrir a profesores acosadores, es un secreto a voces al interior de ese sistema educativo.

Y baso el comentario anterior en documentos enviados a este espacio que datan desde el 2017 y capturas de pantalla de alumnas que fueron acosadas en el plantel 06 de Putla Villa de Guerrero por el maestro Anastacio Cristóbal Añorve, a quien hoy lo cubre un manto de impunidad, porque a pesar de las denuncias, jamás fue cesado, lo que echa por tierra la versión oficial del Director General Rodrigo González Illescas.

Cuando habla en un video difundido anoche en redes sociales de que ha cesado a 11 catedráticos por habérseles comprobado el acoso sexual contra alumnas, nunca revela los casos de los acosadores, iniciales, ni los planteles, ni si hubo denuncias penales por esos hechos, pura falacia y por cierto en dicho video el funcionario público es flanqueado por dos mujeres, que entiendo son servidoras públicas en la institución, pero las exhibe como si fueran “floreros u objetos”, nunca hablan, solo se limitan a acompañarlo.

Desde ahí el flamante director está mal y la exigencia de la secretaria de la Mujer, Ana Vásquez Colmenares debería ser corregir esa falla, porque no se entiende para qué exhibirse con dos mujeres al lado, ¿cómo demostrando qué?

Pues bien. Después de que se destapara la cloaca de abuso sexual contra alumnas en el Cobao de Pueblo Nuevo y de ahí se derivaran más denuncias en otros centros educativos como el plantel 39 de Nazareno Etla, donde padres de familia irrumpieron en el centro educativo y estuvieron a punto de linchar al presunto maestro de Informática acosador Jorge C. S. quien fue rescatado por elementos de la Policía Estatal.

Hoy se descubren más denuncias y actos aberrantes contra alumnas del plantel 06 de Putla Villa de Guerrero, que amerita una exhaustiva investigación contra las autoridades educativas del Colegio de Bachilleres de Oaxaca.

En una de las denuncias de las alumnas del 4 de diciembre del 2017 del plantel 06 de Putla Villa de Guerrero, dirigida al Director General Rodrigo González Illescas, la víctima Marlene Ch. Ch., señala al profesor Anastacio Cristóbal Añorve de acoso sexual, quien mediante mensajes ofensivos le pedía que le diera algo a cambio de una buena calificación o diciéndole piropos indecentes.

Relata que dichos mensajes se los mostró a su madre y a sus compañeros del tercer semestre, quienes acudieron con el director del plantel, pero el profesor lo negó todo y ella, incluso, ya no quería acudir a su clase por el temor a las represalias, porque el maestro llegó al extremo de amenazarla con reprobarla y pasarla al extraordinario.

Lejos de investigarlo, el maestro presunto acosador siguió impartiendo clases, mirándola de forma morbosa, lesiva, y la alumna se vio obligada a enviarle la denuncia al Director General para que el profesor no le diera clases en el siguiente semestre, pero jamás obtuvo respuesta.

La alumna guardó las capturas de pantalla de su celular, donde el maestro le hizo propuestas indecorosas, que aquí les publicamos, como por ejemplo en uno de los diálogos Anastacio le dice: ¿y la cosita?…no, ya sabes. Ella responde: No se/ A no sabes?, sale pues, le contesta el profesor.

En otra denuncia del mismo plantel educativo, la alumna Juan V. R., manifiesta en su oficio de fecha 5 de diciembre del 2017, también dirigido a Rodrigo González Illescas que el profesor Anastacio la acosaba durante clases y le enviaba mensajes inadecuados a su celular. La denunciante admite que iba un poco mal en la materia que el profesor impartía y por ello el maestro le ofertó que sí podía ayudarla pero que “le diera la cosita” a cambio de una buena calificación.

Expone que ella no le dio nada y logró pasar con calificación de seis, sin embargo el profesor la siguió molestando y por miedo a que sus papas no le creyeran puesto que son indígenas y las creencias son otras, no les comentó nada, revela la afectada. Pero sí se atrevió a enviar su denuncia al Director General para que interviniera, sin tener respuesta, incluso con algunas capturas de pantalla.

Del mismo plantel educativo hubo otra denuncia de la alumna Rubí D. G., dirigida al Secretario General del SUTCOBAO con fecha 30 de agosto del 2013, en contra del mismo maestro Anastacio, quien también le pedía que le “diera algo a cambio de una buena calificación” o le lanzaba piropos indecentes.

Los mensajes de su celular, señala en la misiva, se los mostró a su madre y al director Mario Cortés Bornios, pero en lugar de que el directivo investigara le pidió que mejor se quedara “callada” puesto que el profesor acusado tenía mucho dinero y hasta podía demandarla. Por atreverse a denunciar fue afectada en sus calificaciones de la materia Sistemas de Información.

Por si esto fuera poco, desde el 14 de noviembre de 2013, la planta docente del COBAO 06 de Putla Villa de Guerrero enviaron un oficio al Secretario General del SUTCOBAO, Rufino Olea González donde le piden que el profesor Anastacio “no se reincorpore a la planta de docentes” de dicha institución educativa.

En esos documentos acusan al profesor de que en el tiempo que se desempeñó como Secretario de Asuntos Académicos y Secretario de Trabajo y Conflictos dentro del SUTCOBAO, mostró una actitud de prepotencia, abuso de autoridad o poder, hostigamiento laboral, represalias e intimidación contra catedráticos del Colegio de Bachilleres plantel 06.

Por estar en desacuerdo en que solo buscara un beneficio personal o de sus familiares que laboran dentro de dicho plantel. Como consecuencia de lo anterior, se produjeron situaciones de trabajo desiguales lo cual creó un marco adecuado para que se dieran algunas condiciones de trabajo hostiles, algo que es nefasto y negativo dentro de una institución educativa o lugar de trabajo, verdadera causa de las tensiones que existieron.

Por todo ello, expusieron los denunciantes que no existió una relación cordial entre la planta docente y el profesor Cristóbal Añorve.

Fundamentaron su petición en la cláusula nonagésima cuarta del contrato colectivo de trabajo que establece las causales de rescisión de la relación de trabajo, en su inciso II y III, que a la letra dice:

II.- Incurrir el trabajador, durante sus labores, en faltas de probidad u honradez, en actos de violencia, amagos, injurias o malos tratamientos en contra de su jefe inmediato, sus familiares o del personal directivo del Colegio y sus compañeros de trabajo.

III.- Cometer el trabajador contra alguno de sus compañeros cualesquiera de los actos enumerados en la fracción anterior, si como consecuencia de ellos, se altera la disciplina del lugar en que se desempeñe el trabajo.

A pesar de todas estas evidencias, las autoridades educativas del COBAO y el SUTCOBAO a cargo de Rufino Olea González jamás lo investigaron, no hubo sanción, mucho menos cese por el presunto acoso sexual a las alumnas, entonces, ¿hay un doble lenguaje tanto de Rodrigo González Illescas como del líder sindical?

¿Por qué hasta ahora? que alumnas de diversos planteles se atrevieron a denunciar el acoso de maestros exhibiendo pancartas con sus nombres, salen a decir que cesaron a 11 maestros y piden que ahora sí, las instancias de derechos humanos y de procuración de justicia investiguen los hechos.

Lo hicieron porque se vieron acorralados por el hartazgo de las alumnas, de quienes habría que reconocer su valentía para encarar a los presuntos acosadores, y sí, por supuesto, la exigencia ciudadana es que los hechos no se queden impunes, que el SUTCOBAO no los cubra con su manto de complicidades, como ha sido siempre.

Y como siempre ocurren en estos casos, después del niño ahogado, Rodrigo González Illescas convocó a una reunión de carácter urgente a todos los directores y directoras de los planteles de Cobao para el próximo lunes 9 de marzo a las 9:00 de la mañana en la Sala Juárez de la Dirección General.

Ojalá que el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa tome cartas en este asunto tan delicado, por cierto ya es nota nacional, porque también el plantel educativo 04 de El Tule, alumnas exhibieron ayer sus pancartas, las denuncias, por lo visto, se volvieron generalizadas, algo anda mal en ese sistema educativo y hay que meter orden de una vez por todas.

¡Cuánta podredumbre!

CORREO: nivoni66@gmail.com  

TWITTER: @Gelosnivon                                         

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA